Trasladar electrodomésticos en una mudanza

Publicado por Patricia Arroyo, 23 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar los electrodomésticos para una mudanza

Una de las cosas que más nos preocupan a la hora de realizar una mudanza es cómo trasladar los electrodomésticos y cómo protegerlos durante el viaje. Esto es precisamente sobre lo que vamos a hablar hoy. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Frigorífico: hay que desconectarlo 48 horas antes de que lo traslademos.
  • Electrodomésticos: es necesario desconectarlos del agua, del gas y de la red eléctrica para limpiarlos antes de realizar la mudanza.
  • Embalar: podemos envolver los electrodomésticos con plástico de burbujas y mantas gruesas.

Para tratar de evitar problemas durante la mudanza, os vamos a enseñar cómo trasladar y proteger correctamente cada electrodoméstico de vuestro hogar.

 

Cómo preparar los electrodomésticos para una mudanza

El traslado de un electrodoméstico es una tarea bastante complicada, no solo por su tamaño y peso sino también porque es difícil de protegerlo y guardarlo. Además, antes de trasladarlo debemos seguir una serie de pautas para no estropear su funcionamiento. En el caso de que se nos estropee, es aconsejable contar con un seguro de hogar que incluya las reparaciones de los electrodomésticos.

Comencemos por el frigorífico, que como ya sabemos es uno de los electrodomésticos más pesados. Este electrodoméstico necesitará ser desconectado 48 horas antes de que lo traslademos, de esta manera se descongelará y podremos limpiarlo. Lo aconsejable es ir vaciando poco a poco la nevera para que en los días próximos a la mudanza queden pocos alimentos dentro y no tengamos que tirarlos a la basura. También es necesario que desconectemos y drenemos las mangueras, ya que siempre puede quedar algo de líquido dentro.

El resto de electrodomésticos como la lavadora, lavavajillas y secadora también los deberemos desconectar del agua, del gas y de la red eléctrica para poder limpiarlos. En cuanto al microondas y horno, debemos eliminar cualquier resto de grasa y humedad que posean.

Y, por último, hay que recordar que todas las piezas que tengan los electrodomésticos como platos, bandejas o cajones deben quitarse y embalarse en cajas aparte.

 

Cómo proteger los electrodomésticos en una mudanza

Para embalar los electrodomésticos y los aparatos electrónicos como ordenadores, televisores, equipos de música, etc., utilizaremos, si es posible, sus cajas originales. Pero normalmente no se suelen tener, por ello proponemos otra opción.

Se trata de envolver cada electrodoméstico en una manta gruesa o cubrirlo con plástico de burbujas y luego meterlo en una caja de cartón de su tamaño. En ella debemos señalar "frágil" para que en su traslado tengamos cuidado.

Los aparatos electrónicos los cargaremos los últimos y los sacaremos los primeros. Por último, cuando lleguemos a nuestra nueva vivienda y coloquemos todos los electrodomésticos en su sitio, es preciso que esperemos una hora antes de volver a instalarlos, ya que en el caso del frigorífico, por ejemplo, el gas necesita asentarse.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos