La limpieza de persianas

Publicado por canalHOGAR, 22 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo limpiar las persianas correctamente

A pesar de que las persianas no son uno de los elementos del hogar que limpiemos a diario, es necesario llevar a cabo una tarea de limpieza cada cierto tiempo, ya que, en caso contrario, estas pueden llegar a estropearse y a perder algunas de sus propiedades por su falta cuidado.

La limpieza de persianas es una tarea que requiere de paciencia y tiempo. Sin embargo, mantener las persianas en perfecto estado es algo que a la larga agradeceremos mucho.

Productos para limpiar las persianas

En muchas ocasiones, nos planteamos la siguiente pregunta ¿para qué limpiar frecuentemente las persianas si prácticamente no se ven? Pues bien, las persianas puedes acumular con el tiempo una gran cantidad de suciedad y polvo que además de convertirse en un cúmulo para nuestro hogar, terminan por dañar el color y el estado de las persianas.  

Antes de comenzar con una limpieza en profundidad, lo primero que debemos hacer es proveernos de los productos de limpieza necesarios para que luzcan casi como nuevas: si son de madera, un limpiador indicado para la madera puede servirnos, mientras que si son persianas de plástico, una esponja con agua y jabón serán nuestro mejor limpiador.  

El primer paso para la limpieza será hacernos con una aspiradora o vaporeta. Para su empleo, limpiaremos las persianas de arriba a abajo y, a continuación, quitaremos con el paño mojado las manchas de suciedad que se hayan producido con el tiempo; primero, limpiaremos la parte interior de la persiana y después la parte de fuera. Es recomendable tras esta acción secar las persianas con un paño seco.

Trucos para limpiar las persianas

Nos ponemos manos a la obra y en lo primero que debemos fijarnos es nuestra seguridad a la hora der limpiar la parte exterior de las persianas. Una solución bastante acertada consiste en quitar la tapa del tambor, es decir, la estructura de madera donde se enrolla la persiana, para poder acceder a las persianas de una forma mucho más segura.

Seguidamente, bajaremos la persiana poco a poco para comenzar a limpiar lama por lama. Cuando no alcancemos la parte más alta, utilizaremos un palo y colocaremos un trapo en un extremo para facilitar la tarea y evitar, así, el tener que hacer uso de una escalera; quizá necesitemos la ayuda de otra persona para que vaya subiendo y bajando la persiana.

En el momento del secado es recomendable utilizar siempre un paño suave. También debemos limpiar bien la correa o, de lo contrario, se terminará estropeando.

Un consejo más: lo ideal es limpiar las persianas antes de comenzar con la limpieza del resto de muebles y estancias de nuestra casa para evitar que el polvo y la suciedad entren en el resto de habitaciones.  

Ten en cuenta que la limpieza de persianas es importante, pero mucho más lo es mantener la seguridad en casa. Por eso, es muy importante que no dejes de protegerte con todas las garantías que te ofrece un Seguro de Hogar MAPFRE con el que estarás totalmente cubierto ante cualquier imprevisto que pueda surgirte en el día a día de tu hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpiar persianas: necesitamos dos trapos suaves, un cubo de agua templada con jabón, una aspiradora y una vaporeta. Esta última es opcional.
  • Antes de nada: primero quitaremos el polvo de la persiana con la aspiradora y la vaporeta. 
  • Consejo: secar con un trapo suave para evitar huellas.


Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 21/03/2014 a las 12:41

Yo siempre me pongo a limpiar las persianas en verano, cuando puedo hacerlo por los dos lados sin pasar frío!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios