Usos del talco en el hogar

Publicado por canalHOGAR, 14 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Usos de los polvos de talco

¿Quién no tiene un bote de polvos de talco en su hogar? Este producto, además de perfumar la piel de los bebés, también tiene múltiples usos domésticos. Echa un vistazo a la siguiente información para sacar el máximo partido a estas partículas blancas. 

Si de pequeño pasaste la varicela, quizás recuerdes a tu madre aplicándote polvos de talco por todo el cuerpo para aliviar el picor. Aunque su administración en la piel es el uso más popular de este producto, existen otras muchas utilidades en el hogar que nos pueden ayudar a solventar más de una situación.

Manchas a raya

El talco siempre ha sido el gran combatiente contra las manchas de las alfombras y telas, como por ejemplo las de sangre. Los pasos para eliminar este tipo de suciedad son muy sencillos:

1. Hacemos una pasta con polvos de talco y agua.
2. Aplicamos esta mezcla sobre la mancha en cuestión.
3. Una vez se haya secado, veremos cómo la mancha ha desaparecido.  

Si lo que quieres limpiar son manchas de grasa, como el aceite, también puedes recurrir a los polvos de talco:

1. Espolvoreamos los polvos sobre la mancha.
2. Dejamos que actúe durante 4 o 6 horas.
3. Pasamos la aspiradora para comprobar si la superficie ha quedado impoluta.
4. En el caso de que la mancha no haya desaparecido, repetimos la operación de nuevo.

 

 

 

 

El talco también se puede utilizar para limpiar los objetos o superficies de esparto. Sólo tendrás que hacer lo siguiente:

1. Añade los polvos sobre la zona que quieras adecentar.
2. Espera que actúen durante 15 minutos aproximadamente.
3. Frota la zona con un cepillo para eliminar los restos de polvos de talco y verás cómo la suciedad ha desaparecido.

Fuera insectos

Teniendo polvos de talco en casa, ya no tendrás que utilizar insecticidas para ahuyentar a las hormigas y otros insectos. Sólo hay que rociar estos polvos mágicos sobre la zona donde habiten más insectos y al poco tiempo desaparecerán. Además, este producto es menos perjudicial que otros que se utilizan para fumigar y no supondrá un peligro para los más pequeños de la casa.

Nudos que se resisten

¿En alguna ocasión te has encontrado con un nudo que estaba demasiado fuerte y no has podido deshacer? Con los polvos de talco ya no volverás a tener este problema. Sólo hay que espolvorear y esperar durante 5 minutos mientras vamos moviendo un poco la cuerda. De esta forma el nudo que antes parecía imposible de desatar, se aflojará como por arte de magia. 

Madera bajo control                         

Muchas veces, tanto la madera de los suelos como la de los muebles, cruje y es ruidoso, llegando incluso a ser molesto en determinadas circunstancias. Para terminar con este incordio, podemos aplicar polvos de talco en las hendiduras de las tablas de madera con el fin de rellenar esos huecos y poner fin a esos ruidos tan inoportunos.

Tal como hemos visto, el talco puede ser realmente útil en el hogar si conocemos los diferentes usos que puede tener. Por ello, te recomendamos tener siempre a mano un bote de este producto, aunque si necesitas la ayuda de unos profesionales para realizar otra serie de reparaciones y reformas, no dudes en contratar un Seguro de Hogar Platino MAPFRE que te ofrece este tipo de servicios a unas tarifas especiales.

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Manchas: con polvos de talco podemos eliminar manchas de sangre y de aceite de las telas.
  • Insectos: ahuyentar a las hormigas es sencillo con polvos de talco.
  • Nudos: si un nudo se nos resiste, los polvos de talco lo aflojarán sin mayor problema.


Comentarios (1)

juantoni70 comento el 12/02/2014 a las 12:45

Menuda sorpresa lo de que los polvos de talco se usa para aflojar nudos. También es que no sabía ninguno de sus usos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios