¿Qué hacer con las pilas usadas?

Publicado por Lucía Sánchez, 03 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reciclar pilas usadas

Aunque intentamos reciclar y ser más ecológicos en casa, hay veces que no sabemos qué hacer con ciertos residuos. Por eso, hoy queremos contaros qué hacer con las pilas usadas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Puntos limpios: en ellos podemos depositar las pilas usadas en contenedores específicos.
  • Pilas recargables: si utilizamos pilas recargables contribuiremos a disminuir la contaminación.
  • Red eléctrica: lo ideal es intentar no abusar de aparatos que utilicen pilas, en favor del uso de la red eléctrica.

La contaminación de las pilas es peor de lo que podemos pensar, pero no todo depende de nosotros, ya que las plantas que se dedican a la gestión de este tipo de materiales son bastante escasas. De cualquier modo, podemos mejorar la situación actual con unos simples consejos.

 

La contaminación de las pilas

Lo primero que debemos saber es que podemos distinguir entre pilas primarias y secundarias. Estas últimas también reciben el nombre de baterías o acumuladores, y son esas pilas que utilizamos repetidas veces y tan solo tenemos que volverlas a cargar con un dispositivo apropiado para que acumulen energía.

Las pilas están compuestas por diferentes metales como el mercurio y el cadmio, aunque los metales más peligrosos que contienen son el magnesio, el níquel y el cinc. No todas las pilas son iguales, en función de la composición que tengan de estos elementos su peligrosidad aumentará o disminuirá. Pero lo cierto es que, al ser materiales que contienen un elevado número de metales, se consideran como residuos peligrosos.

Si las pilas acaban en un vertedero de basuras, con el tiempo perderán la carcasa y su contenido contaminará el suelo y las aguas subterráneas. Además, si llegan a las plantas de incineración, sus emisiones de gases pueden dar lugar a la aparición de elementos tóxicos en el aire.

 

Cómo ser ecológico con las pilas inservibles

Existen contenedores específicos para tirar las pilas usadas. Su selección es selectiva y reciben un tratamiento adecuado que no resulta agresivo con el medio ambiente.

Una vez son recogidas las pilas usadas, estas van a una planta de reciclaje. Allí se separan los metales más peligrosos del resto de componentes que forman la pila. Hasta aquí parece que todo está solucionado y que es bastante fácil, pero entonces, ¿cuál es el problema?

En España existen muy pocas plantas que se dediquen a este proceso, ya que su coste es desmesurado. Ante esta situación, salen a la palestra asociaciones y fundaciones que ayudan a la recogida de pilas usadas como ECOPILAS y A.E.R.P.A.M. (Asociación Española de Recogedores de Pilas, Acumuladores y Móviles).

En cualquier caso, nosotros podemos ayudar desde casa utilizando pilas recargables. Estas pilas también contaminan, pero, como pueden ser utilizadas hasta 500 veces, el resultado será menor que si utilizamos solo pilas de usar y tirar. También tenemos otras opciones como las pilas secas de zinc-carbono, aunque la mejor propuesta sin duda es utilizar aparatos conectados a la red eléctrica.

Cuando queramos deshacernos de las pilas, debemos depositarlas siempre en los lugares destinados a tal fin. ¿Dónde encontrarlos? En edificios municipales, en puntos limpios y en centros comerciales colaboradores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios