Cómo limpiar el felpudo

Publicado por Covadonga Carrasco, 31 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpieza felpudo

Existen algunos elementos de nuestra casa que olvidamos limpiar porque no es algo que hagamos de forma constante. Esto nos sucede con el felpudo y seguro que ni siquiera sabemos la forma en la que debemos hacerlo. Por eso hoy vamos a daros las claves de cómo limpiar el felpudo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Aspirado: si realizamos un aspirado del felpudo al menos una vez a la semana podremos mantenerlo en perfecto estado.
  • Lavadora: no es recomendable meter el felpudo en la lavadora para limpiarlo, ya que lo único que conseguiremos será que se nos deshaga.
  • Amoniaco: es uno de los mejores elementos para limpiar el felpudo, pues mezclado con otros productos lo dejará como nuevo.

El felpudo es pisoteado a diario por nosotros y por todo aquel que venga a nuestra casa. Si nos paramos a pensar en la cantidad de bacterias que llegan de la calle, se quedan ahí o directamente entran en nuestra casa, seguro que nos plantearemos la mejor forma de limpiar el felpudo.

 

Cepillado y aspirado de forma habitual

No debemos dejar de hacer esta tarea demasiado tiempo, ya que si dejamos pasar muchos meses entre una limpieza del felpudo y otra, este irá acumulando residuos que serán mucho más difíciles de eliminar, incluso podremos estropear nuestro felpudo.

Existen varias formas de hacerlo. La primera forma es la de aspirar y sacudir el felpudo. Cuando hayamos realizado este paso, mezclaremos agua caliente y una taza de detergente de lavavajillas, además de una cucharada sopera de amoniaco.

Mojaremos un cepillo en el líquido y limpiaremos el felpudo. Cuando esté listo lo dejaremos secar.

 

Trucos muy efectivos para dejar el felpudo como nuevo

Otro truco para limpiarlo es utilizar una mezcla de sal y amoniaco que habremos preparado previamente para, después, pasar el cepillo mojado por todo el felpudo.

También podemos colocar sobre el felpudo posos de café húmedos que después cepillaremos con fuerza para eliminar los residuos.

Nunca debemos lavarlo a máquina, porque lo único que conseguiremos es que se nos deshaga en su interior.

Si queremos que nuestro felpudo se mantenga en perfecto estado, lo primero que tendremos que hacer será limpiarlo al menos una vez a la semana con la aspiradora y, después, una vez cada tres meses lavarlo más a fondo con alguno de los trucos que hemos mencionado. Esa será la mejor forma de mantenerlo siempre como nuevo.



Comentarios (1)

gdani535 comento el 31/12/2013 a las 13:50

El felpudo de mi casa necesita una buena limpieza así que seguiré vuestros consejos para hacerlo. Gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios