Limpiar el árbol de Navidad

Publicado por Cristina Yáñez, 05 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lavar el árbol de Navidad

¿Estás pensando en poner ya el árbol de Navidad? Después de un año guardado en el trastero es posible que haya acumulado polvo y ácaros. Lo primero que debes hacer es limpiar el árbol a conciencia y así evitar posibles "alergias navideñas". ¿Quieres saber cómo? Aquí te lo contamos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Base del árbol: debemos asegurar la base del árbol para que no se caiga antes de comenzar con la limpieza.
  • Ducha: una idea práctica es lavar el árbol en la ducha, siempre que este sea artificial.
  • Naturales: los árboles de Navidad naturales también necesitan cierto mantenimiento para eliminar hongos y suciedad.

 

Para comenzar con la limpieza de nuestro árbol de Navidad debemos montarlo y asegurarnos de que la base está bien sujeta para que el árbol no pierda estabilidad y podamos trabajar sin peligro.

 

Pasos a seguir para limpiar el árbol

Podemos continuar utilizando la aspiradora. La pasaremos por todas las ramas del árbol, comenzando por las superiores y continuando en círculos hacia la base del árbol. Debemos tener en cuenta que la intensidad de la aspiradora debe estar al mínimo.

El primer paso estará terminado. Hay personas que consideran suficiente realizar esta limpieza del árbol de Navidad, aunque en realidad lo ideal sería continuar con las siguientes indicaciones.

Después de acabar con la aspiradora, le daremos una ducha a nuestro árbol. Utilizaremos un cubo con agua y jabón, empaparemos un paño limpio con la mezcla y lo escurriremos un poco para que únicamente esté húmedo. A continuación, lavaremos poco a poco y suavemente cada rama del árbol de Navidad y dejaremos que se seque al aire durante al menos 24 horas para que la humedad desaparezca por completo.

¿Y los árboles naturales?

Pero no solo podemos limpiar los árboles de Navidad artificiales, también es posible hacer una buena limpieza de los árboles naturales. Probablemente el árbol de plástico sea más económico, pero es cierto que, por su parte, el árbol natural tiene un encanto especial.

Cuando compramos un árbol natural existe la posibilidad de que tenga hongos superficiales. Estos a su vez pueden provocarnos problemas respiratorios, aparte de dañar al propio árbol.

¿Cómo podemos evitarlo? Muy sencillo, solo tenemos que utilizar un soplador de aire para eliminar residuos y partículas. Una vez terminada esta parte, podremos limpiar el tronco del árbol con una manguera.

Como veis, mantener en buen estado un árbol de Navidad es fundamental para que este nos dure muchos años y además su limpieza es una tarea simple tanto para árboles artificiales como naturales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios