Trucos para blanquear la ropa

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo blanquear la ropa

En ocasiones nos resistimos a comprar ropa blanca por mucho que nos guste por miedo a que se estropee al lavarla. Resulta complicado mantenerla con el mismo blanco que cuando la compramos, por eso hoy os contamos algunos trucos para blanquear la ropa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Lejía: es el máximo enemigo de la ropa blanca porque además de estropear las fibras la deja con un tono amarillento.
  • Bicarbonato: es uno de los grandes aliados para la ropa blanca gracias a su efecto blanqueante.
  • Remojo: dejar la ropa blanca en remojo durante unos minutos con determinados productos nos ayudará a mantener su blanco natural.

 

La única forma que hemos tenido durante años para blanquear la ropa ha sido la lejía, pero aun así no queda blanca, ya que por norma general suele quedar amarillenta.

 

No debemos usar lejía para evitar que la ropa amarillee

Para evitar que esto suceda podemos blanquear la ropa con bicarbonato de sodio, tan solo tendremos que agregar media taza de polvo en el lavado de las prendas en el momento del prelavado.

Pero esta no es la única forma de alcanzar un blanco impecable en nuestras prendas. Podemos usar bórax en lugar de un blanqueador, el cual no es tóxico y podemos encontrarlo en las grandes superficies.

También podemos lavar la ropa con agua fría en lugar de con agua caliente en el momento del prelavado, el blanco resultará más brillante y la ropa de color también se mantendrá en buen estado durante más tiempo.

Si vamos a poner una lavadora con mucha cantidad de ropa blanca, además de usar agua fría y echar el detergente de manera normal, añadiremos media taza de vinagre y dos cucharaditas de bicarbonato de sodio. Después pondremos el lavado que más nos convenga y el resultado será increíble.

Usar elementos naturales para dejar la ropa blanca 

Otra opción es la de colocar la ropa blanca en un recipiente con agua, jabón neutro, un puñado de sal y el zumo de dos limones. Dejaremos que las prendas reposen durante 30 minutos y pasado este tiempo las metemos en la lavadora de manera normal.

También podemos usar otro truco que es el de dejar la ropa en remojo durante unos 5 minutos con agua oxigenada y unas gotitas de amoníaco. Pasado este tiempo la lavaremos normalmente en la lavadora.

Y el último truco, especialmente útil para las prendas de lana, es el de colocar la prenda en agua fría junto al detergente con tres cucharadas de agua oxigenada.

Como veis, existen infinidad de trucos caseros que nos pueden ayudar a mantener la ropa tan blanca como el primer día.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos