Cómo limpiar la plata

Publicado por Vanesa Sánchez, 14 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar plata

Si tenemos algún objeto de plata que se ha puesto negro es porque ha sufrido un proceso de sulfuración (que no oxidación). Tras sufrir esta reacción la plata comienza a ennegrecer y por consiguiente tendremos problemas a la hora de limpiarla.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpiar plata: existen algunos remedios caseros que se pueden utilizar para dejar la plata estupenda.
  • Mejor truco: con papel de aluminio, agua caliente y sal se pueden eliminar las manchas negras de la plata.
  • Otros remedios: se puede hacer una pasta con bicarbonato de sodio y agua para frotar con ella la plata, o también se pueden utilizar detergentes, pastillas antiácido y pasta de dientes.

 

Limpiar la plata con los productos adecuados es vital para que recupere su estado anterior. Hoy vamos a ver de qué formas podemos limpiar la plata para que nos quede tan reluciente como el primer día.

 

Diferentes maneras de limpiar la plata

- Papel de aluminio, agua caliente y sal: en un recipiente forrado por dentro de papel de aluminio calentaremos agua y añadiremos una cucharada de sal, removiendo hasta su disolución. Sumergiremos durante unos minutos las piezas de plata que queremos limpiar y posteriormente procederemos a aclarar con agua y a secar con un paño para sacarle brillo frotando. La eficacia de este sistema consiste en que la sal ayuda a debilitar las partículas negruzcas y el papel de aluminio actúa como un imán sobre ellas atrayéndolas.

- Detergente o pastillas antiácido: en este caso no hay que forrar el recipiente y solo tendremos que sumergir la plata en agua junto con el producto elegido, bien el detergente o bien las pastillas antiácido. Transcurridos unos minutos aclararemos con agua y secaremos a la vez que frotamos con una bayeta para abrillantar.

Otros métodos de limpieza

- Bicarbonato de sodio: el bicarbonato lo utilizaremos para formar una pasta al añadirle agua caliente poco a poco. Sobre la superficie de plata, previamente lavada con agua y jabón, aplicaremos la mezcla con un cepillo de cerdas suaves para no rayar el metal y finalmente aclararemos, secaremos y abrillantaremos con una bayeta.

- Pasta de dientes: la aplicaremos directamente sobre los objetos de plata con un cepillo, un trapo o con papel de cocina. Iremos frotando mientras observamos cómo la suciedad se va desprendiendo a medida que el material sufre la fricción con la pasta.

Cuando llevemos a cabo cualquiera de estas técnicas de limpieza de plata es conveniente utilizar guantes. Incluso es más seguro tener las ventanas abiertas cuando hagamos mezclas con agua caliente para evitar que los vahos puedan irritarnos las vías respiratorias. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos