Lavar prendas de lana

Publicado por Vanesa Sánchez, 07 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lavar lana

Si hay alguna prenda que tememos lavarla por si la estropeamos, esa es sin duda el jersey de lana. El miedo a que encoja, se apelmace o pierda el color nos hace retrasar el momento del lavado. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Ropa de lana: antes de lavarla habrá que seguir las instrucciones de la etiqueta porque estas prendas requieren algunos cuidados específicos.
  • Importante: abrochar cremalleras y botones, y revisar los bolsillos antes de lavar la ropa. 
  • Consejo: utilizar agua a temperatura ambiente, no usar lejía, no planchar y seguir siempre las instrucciones de lavado de la propia prenda.

 

Al igual que con cualquier otra prenda que vayamos a lavar, lo primero es revisar y vaciar los bolsillos, y quitar cualquier accesorio que pueda dañarse o dañar la prenda durante el lavado (cinturones, broches, collares, etc.).

 

La mejor forma de lavar la lana

Las cremalleras y los botones han de estar abrochados cuando lavemos la prenda y también al tenderla. Cortaremos las etiquetas que indique el fabricante que deben ser retiradas.

Los detergentes tendrán que ser específicos para prendas de lana y deberemos seguir las instrucciones de uso que vienen en el envase. No es aconsejable utilizar lejía ni detergentes agresivos.

Las etiquetas de la ropa nos darán las recomendaciones adecuadas para lavar cada prenda en concreto, así como si es posible lavarla a máquina o por el contrario el lavado debe hacerse a mano.

Recomendaciones generales

Es conveniente que el agua esté a temperatura ambiente cuando el lavado se hace a mano. Si lo hacemos a máquina, la propia lavadora nos indicará la temperatura y el programa específico que debemos seleccionar para prendas de lana.

Si se trata solo de eliminar olores, podemos probar a ventilar la prenda al aire fresco y sin sol directo. Así evitaremos un lavado y por tanto el consiguiente desgaste. La secadora nunca está indicada para prendas de lana.

La ropa de lana no suele requerir planchado, pero cuando se hace ineludible hay que observar las recomendaciones de la etiqueta, que por norma general no aconsejan una temperatura mayor de 110ºC. Además es mejor planchar la prenda mientras esté húmeda.

Si tenemos pensado guardar la prenda de lana por un periodo prolongado de tiempo, lo haremos una vez esté limpia, ya que cualquier mancha de crema, aceite corporal o comida, puede atraer polillas o hacer que la mancha sea prácticamente imposible de eliminar. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios