Esterilizar biberones y chupetes

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Chupetes y biberones esterilizados

La salud de nuestros bebés está por encima de todo, por eso es muy importante esterilizar los biberones y chupetes de los reyes de la casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Caliente: es la manera tradicional, con agua hirviendo durante 20 minutos aproximadamente.
  • Frío: hay que añadir unas sustancias químicas y esterilizar de vez en cuando en caliente.
  • Prevención: la esterilización se realiza para evitar infecciones en los bebés que no han desarrollado las defensas inmunitarias por completo.

 

Además de los biberones y los chupetes debemos esterilizar las tetinas, las cucharillas, los juguetes de plástico y cualquier otro utensilio que los niños acaban llevándose a la boca.

Esto se hace porque hasta los tres meses las defensas inmunitarias de los peques no se han desarrollado en su totalidad y pueden correr el riesgo de contraer infecciones intestinales.

 

Esterilización en frío y en caliente

Para realizar una correcta esterilización hay dos métodos básicos. Por un lado el agua caliente o fría que ejerce una acción sobre las sustancias químicas antibacterianas que son disueltas en el agua y de forma completamente inocua.

Antes de comenzar con la esterilización debemos lavarnos bien las manos, no importa el método que vayamos a escoger. Si además hemos estado limpiando en casa tampoco estaría de más que nos cambiáramos de ropa.

Cuando comencemos, debemos lavar primero los biberones y los chupetes, además de las tetinas, con agua caliente y jabón neutro para eliminar los restos de leche que pudieran quedar. Después enjuagaremos los utensilios con agua corriente.

Si realizamos la esterilización en caliente tendremos que sumergir los biberones, las tetinas y los chupetes en agua hirviendo durante unos 20 minutos aproximadamente. Es mejor que usemos recipientes específicos que hay en el mercado para hacerlo de un modo adecuado.

Esterilización al vapor

También podemos esterilizar con aparatos que utilizan vapor y pueden ser eléctricos o para el microondas. Son mucho más rápidos que la esterilización en caliente.

Si vamos a esterilizar en frío, usaremos sustancias químicas que son disueltas con agua del grifo.

Para evitar que se formen depósitos, tendremos que hervir de vez en cuando los biberones con agua y unas gotas de vinagre. Los aclararemos bien y volveremos a esterilizarlos antes de usarlos.

La salud de nuestro bebé es lo primero y esta es una forma fundamental y básica de hacerlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos