Lavar los trapos de cocina

Publicado por canalHOGAR, 03 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lavar los paños de cocina

Aunque lo parezca, lavar los trapos de cocina de una manera eficiente para que queden limpios, libres de gérmenes y olores desagradables, además de moho y humedad, no es una misión imposible.

 

Lavar los trapos de cocina de manera eficaz para acabar con olores, manchas y bacterias invisibles es posible, alguna de las alternativas más comunes son:


- Amoniaco y lavadora para evitar el mal olor. Coloca todos los paños en un barreño con unas gotas de amoniaco, siempre teniendo mucho cuidado con este producto, y déjalos unas horas en remojo. Pasado este tiempo, saca los trapos y ponlos en la lavadora de forma aislada, sin más ropa o prendas.


- Lavavajillas. La forma más actual y moderna de lavar los trapos es aprovechando el lavavajillas y sus altas temperaturas para conseguir una limpieza y desinfección 10 de tus trapos de cocina. La única advertencia es tener cuidado al colocarlos –preferiblemente en el cesto superior- para que no se enganchen en las aspas del aparato.

 

 


- Agua hirviendo. Ésta es la más clásica y tradicional de las opciones, pero no por ello menos efectiva. Se trata de preparar una olla con agua hirviendo y detergente –un chorro de lejía también es recomendable, aunque siempre con suma precaución- y dejar la colada de trapos durante 24 horas. Después aclarar abundantemente y tender (preferiblemente al sol directo) hasta su total secado.


- Vinagre. Este condimento es además un potente desinfectante que puedes usar no solo con los trapos, sino también en la limpieza de los sanitarios del baño, por ejemplo. El vinagre es a la vez, agresivo con los microorganismos, pero delicado con los tejidos y en el caso de los sanitarios hasta aparta brillo. Para lavar los trapos es ideal, ponlos a remojo en un barreño con agua caliente y un chorro de vinagre abundante. Enjuaga y seca posteriormente.


Con cualquiera de estas formas de lavar los trapos de cocina, conseguirás que éstos luzcan limpios, con buen olor y a salvo de gérmenes. En todo caso,  lo ideal es lavar los trapos con mucha asiduidad, y en cuanto presenten manchas difíciles o fuertes olores.


 Además, una buena idea para la higiene y seguridad en la cocina, es tener varios trapos diferenciados por colores, para manipular cada tipo de alimento, es decir, uno cuando trabajamos con carne, otro para pescado, etc. Si la seguridad tanto en tu cocina como en el resto de tu hogar es tu prioridad, infórmate ahora de las completas coberturas del Seguro de Hogar Platino de MAPFRE, ¡nosotros te llamamos!

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Manchas imposibles: hay que ser realista y aspirar a la higiene absoluta de tus paños de cocina que no a la limpieza total, asume que hay manchas que son imposibles de eliminar.
  • Trucos: se pueden lavar en la lavadora con un poco de vinagre, en una olla con agua y detergente, o incluso en el lavavajillas con cuidado de que no se enreden.
  • Gran enemigo: además de microbios, gérmenes y bacterias que debes erradicar siempre de los trapos de cocina, la humedad es el gran enemigo. Antes de utilizar de nuevo un trapo, es necesario que esté completamente seco.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios