Agua turbia en la piscina

Publicado por Cristina Yañez, 16 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Evitar el agua turbia de la piscina

Uno de los problemas que puede presentarse en nuestras piscinas es el agua turbia o sucia, en vez de mostrar el color transparente que debería tener. Si no lo solucionamos a tiempo y volvemos a dejar limpia el agua de la piscina, esta situación puede acarrear problemas aún mayores. Por ello, vamos a ver en qué consiste este tipo de agua y a daros algunos consejos y trucos para que lo solucionéis de la forma más sencilla posible.

LO QUE DEBES SABER...
  • Filtrado: una de las causas por las que el agua puede estar turbia es porque no hayamos filtrado el tiempo suficiente el agua de la piscina.
  • Niveles de pH: si no son correctos también pueden ocasionar que el agua presente un aspecto turbio.
  • Color: si tenemos este problema percibiremos un color grisáceo en el agua sin poder ver el fondo de la piscina.

 

El aspecto que presentan las piscinas con agua turbia es muy poco apetecible para el baño por lo que debemos intentar solucionarlo y evitarlo

 

Principales causas del agua turbia

Las causas por las que el agua de la piscina puede adquirir un aspecto turbio como si estuviera sucia, sin que podamos ver el fondo, son bastante variadas pero en la mayoría de los casos se debe a dos factores fundamentales. El primero de ellos sería el filtrado del agua, y es que es muy probable que si nos encontramos sucia el agua de la piscina sea debido a que no ha estado filtrándose las horas necesarias y por ello no se ha depurado correctamente. Lo ideal es que pongamos a funcionar el filtrado de la piscina durante unas seis horas como mínimo, pudiendo llegar a ocho si nos bañamos con bastante frecuencia durante el día y somos un número grande de personas.

Una recomendación es la de dividir el filtrado en dos turnos, realizando uno durante el día cuando más uso le demos a la piscina y el sol pegue más de lleno, y otro por la noche, cuando nadie se bañe y el agua esté tranquila.

Comprobar los niveles de pH

El otro factor por el que el agua de la piscina puede estar turbia es que el nivel de pH de la misma no sea el correcto. Debemos realizar mediciones periódicas y comprobar que el nivel se encuentra entre el 7,2 y el 7,6. 

Si no fuera así, tendremos que corregirlo mediante líquidos específicos para esta tarea hasta que alcance los parámetros comentados. De esta manera, se solucionará el problema del agua turbia si estaba propiciado por niveles incorrectos del pH.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos