Cómo limpiar la moqueta

Publicado por Covadonga Carrasco, 26 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar la moqueta

La moqueta es una de las mejores maneras de mantener nuestra casa con un aspecto cálido, sin embargo necesita ser limpiada muy a menudo para mantener la higiene de nuestro hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Aspiradora: es la mejor manera de limpiar la moqueta de forma diaria y acabar con el polvo y los ácaros.
  • Manchas: hay que eliminarlas en el mismo momento, de lo contrario nos costará mucho acabar con ellas.
  • Barro: es necesario esperar a que se seque para después cepillar la mancha suavemente y aspirar el polvo.

 

Durante muchos años la moqueta era un signo de distinción y elegancia en la decoración de un hogar, sobre todo porque era uno de los materiales más resistentes, aunque con el paso del tiempo ha quedado en un segundo plano por culpa de las tarimas o el parqué.

 

La aspiradora, la mejor amiga de la moqueta

Para mantenerla en perfecto estado, la moqueta debe estar siempre muy limpia, evitando así problemas alérgicos debido a la acumulación de ácaros. Lo ideal es contar con una aspiradora que tenga filtros antiácaros. Esta será la mejor manera de limpiar la moqueta diariamente, pero los filtros tendrán que ser cambiados cada cierto tiempo.

Si cae alguna mancha en la moqueta no podemos dejar que pase el tiempo, ya que será más complicado eliminarla. Si la mancha está fresca habrá que quitarla de forma inmediata.

Limpiar siempre de fuera hacia dentro

Si son restos sólidos como comida, habrá que retirarla con un rascador o un cuchillo pequeño con mucho cuidado de no estropear las fibras. Si por el contrario las manchas son de líquidos, habrá que coger un papel absorbente o un paño de microfibra y aplicarlo sobre la mancha apretando con suavidad, siempre de fuera hacia dentro para que no se extienda.

Si las manchas son de barro, habrá que esperar a que se sequen para cepillarlas después suavemente, eliminar el polvo saliente y pasar el aspirador.

En el caso de las manchas de cera o chicle, con una bolsa de hielo seca aplicada sobre ellas retiraremos los restos sólidos y después con varias capas de papel absorbente encima, pasaremos la plancha para que queden pegadas en el papel, terminando la tarea con un limpiador adecuado para manchas con base de grasa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos