Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado

Publicado por Covadonga Carrasco, 30 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lavar los filtros del aire acondicionado

Con la llegada del buen tiempo, el aire acondicionado se convierte en uno de los elementos imprescindibles en cualquier casa. Sin embargo, de la limpieza de sus filtros dependerá que el aire que respiremos en casa sea de buena o mala calidad. Hoy te enseñamos cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Aire: la calidad del aire acondicionado de nuestro hogar dependerá de la limpieza de los filtros.
  • Limpieza: hay que limpiar los filtros al menos una vez al año con agua y jabón.
  • Secar: los filtros deben estar completamente secos antes de colocarlos de nuevo en el aparato.

 

Si tenemos en cuenta que el aparato de aire acondicionado habrá estado como mínimo 6 meses sin utilizarse y que habrá acumulado cantidades ingentes de polvo, lo primero que habrá que hacer es limpiarlo. La limpieza de sus filtros, además, nos ayudará a alargar la vida de nuestro aparato.

 

Limpiar con agua y jabón

Lo primero que tendremos que hacer será quitar el diferencial para que no haya ningún problema de electricidad. A continuación, retiraremos la tapa donde nos encontraremos con los filtros.

Para sacarlos habrá que tirar de ellos con cuidado pero sin miedo. Una vez los hayamos sacado, procederemos a quitar la capa de polvo más visible de forma manual. Cuando hayamos retirado esta parte de suciedad, lavaremos los filtros en el fregadero o la bañera con abundante agua y jabón líquido.

No debemos hacerlo por encima, debemos frotarlos bien (intentando no sacarlos de su estructura) para eliminar cualquier partícula de polvo que pudiera quedar impregnada en ellos.

Cuando hayamos terminado de limpiarlos, tendremos que dejar que se sequen. Para tardar menos podemos pasar un paño por encima sin presionar los filtros y después dejar que sigan secándose.

Volver a colocarlos

En el momento en el que estén secos, los volveremos a colocar cerrando bien la tapa. También pondremos de nuevo en marcha el diferencial.

Encenderemos el aire acondicionado para comprobar que no emite ningún olor. En caso de que esto sea así, habrá que acudir a una tienda de productos especializados con los que habrá que limpiar de nuevo los filtros.

Generalmente, al inicio del verano son muchas las personas que mantienen aún problemas alérgicos. Si los filtros de nuestro aire acondicionado no están lo suficientemente limpios, esto resultará perjudicial para su salud.

Recordad que este proceso hay que repetirlo al menos una vez al año, aunque lo ideal sería hacerlo cada 6 meses para evitar una gran acumulación de suciedad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios