Cómo limpiar los interruptores de la luz

Publicado por Virginia González, 24 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar interruptor

Si estáis de vacaciones, antes de la llegada del mal tiempo conviene hacer siempre una limpieza general. El problema de esto es que muchas veces se piensa en limpieza general de persianas, ventanas y rincones que el resto del año no tocamos, pero ¿y los interruptores?

LO QUE DEBES SABER...
  • Goma de borrar: muy útil para limpiar la zona sucia alrededor del interruptor.
  • Agua y detergente: suele ser suficiente para una buena limpieza. Evitar que entre agua en los cables.
  • Alcohol: elimina la suciedad difícil de quitar.

 

Los interruptores son otra parte del hogar a la que hay que prestarle atención ya que no solo acumulan polvo, sino suciedad y gérmenes que nosotros mismos trasmitimos a través de las manos.

 

Antes de ponernos a limpiar

En los primeros pasos hay que tener cuidado especialmente con la corriente eléctrica sobre todo cuando tenéis los interruptores algo rotos (incluso puede ser el mejor momento para cambiarlos por otros nuevos).

Si tenéis niños pequeños procurad hacer esta limpieza más a menudo, ya que los pequeños mancharan con mayor frecuencia el interruptor, con grasa de las manos, pinturas, etc. Además del riesgo que existe a la contaminación por gérmenes.

Todo lo que necesitaréis será:

- Una goma de borrar.

- Dos trapos o paños de cocina, uno para el detergente o lejía y otro para eliminarlo.

- Un pincel o un cepillo de dientes fino, para limpiar en las zonas más difíciles

- Alcohol.

¡A limpiar!

Limpiar los interruptores puede parecer un trabajo largo y costoso, pero en realidad no es muy complicado de realizar, además hay varias formas de hacerlo. 

Uno de los trucos para limpiar interruptores de luz, en especial si se trata de la habitación de los niños, es limpiarlo con una goma de borrar, especialmente esa zona de la pared alrededor del interruptor, que tiende a ponerse ennegrecida. Eso sí, es muy importante que tengáis cuidado de que los restos de gomas de borrar no se queden entre los huecos de los interruptores.

Otra forma o como añadido a la limpieza anterior, es poner en un trapo o paño unas gotas de detergente y pasarlo por el interruptor. Para terminar, pasad un paño humedecido con agua para retirar el detergente. Procurad no mojarlo demasiado o podréis hacer que el agua entre en los cables.

Para limpiar las zonas más difíciles y evitar estropear la pintura de la pared, podéis usar un pincel con mucho cuidado, con uno de tamaño fino bastará.

Si la suciedad está difícilmente incrustada, para conseguir eliminarla de forma eficaz, poned en un paño unas gotas de alcohol y pasadlo por el interruptor (evitad el contacto con la pared o ensuciaréis todo de nuevo). Apretad levemente al pasar por encima el paño y si lo deseáis podéis realizar después la limpieza con agua y jabón. Como sucedía en el caso anterior, no se debe usar el paño demasiado empapado en alcohol, pues existe el riesgo de que llegue a los cables internos y en el caso del alcohol es aún más peligroso.

Si además de todo esto veis que alrededor del interruptor sigue estando especialmente sucio, será momento de darle una mano de pintura.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos