Cómo lavar los juguetes y peluches de los niños

Publicado por Virginia González, 09 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar juguetes y peluches

La seguridad en la salud de los hijos pasa muchas veces por llevar a cabo una buena limpieza del hogar. En ella se incluyen los juguetes con los que los niños pasan la mayor parte de su tiempo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpieza rápida: paño con agua y jabón y después un trapo húmedo.
  • Lavadora: meter los peluches y vestiditos en una funda de almohada.
  • Juguetes de plástico: en la lavadora con jabón. No lavar los que lleven mecanismos internos.
  • Secado: mejor al aire, no usar secadora.

 

Tener limpios los juguetes y peluches que tengan los niños es importante aunque no se hayan caído al suelo o se hayan manchado, ya que el polvo y los ácaros estarán siempre presentes en el ambiente. Por esta razón convendrá que prestéis atención a la limpieza de sus juguetes, especialmente cuando se traten de bebés, que además pueden llevárselos a la boca.

 

Mantenimiento diario

Cada semana o todos los días (en el caso de que sea asmático), podéis realizar una pequeña limpieza de los juguetes con los que suele jugar de forma habitual.

Para este tipo de limpieza tan solo necesitaréis un paño con unas gotas de jabón. Pasadles a los juguetes el paño por encima y después otro trapo húmedo. Para terminar dejad que sequen al aire antes de guardarlos o dárselos al niño.

Por supuesto es conveniente limpiar el polvo de la habitación del pequeño todos los días o de la habitación en la que estén los juguetes.

Limpieza completa

En este caso habrá que diferenciar los peluches de los demás juguetes hechos de otros materiales como plástico. Procurad hacer este tipo de limpieza en la época veraniega, pues secarán mejor los juguetes.

En el caso de los juguetes de plástico lo más sencillo es que los metáis en la lavadora o en la bañera con agua templada y jabón suave (bastará con jabón de limpiar los platos). El agua algo caliente y la espuma quitarán la suciedad. Después pasadles una esponja (una parecida a la que usáis para limpiar los platos bastará). Una vez hayáis eliminado toda la suciedad, ponedlos todos a secar al sol. Aseguraros de lavar solo los que no se van a estropear, por ejemplo suprimid aquellos que tengan mecanismos internos.

Para los peluches y vestidos de muñecos es sencillo. Colocadlos todos dentro de una funda de almohada y metedlos todos en la lavadora (pero sin mezclarlos con la ropa común), echad detergente líquido concentrado (nunca del que es en polvo) y un suavizante suave. Bastará con un lavado en ciclo corto.

A la hora del secado, evitad usar la secadora, ya que hay peluches que tienen rellenos que tardan en secar. Por lo que mantenedlos al sol al menos uno o dos días.

En el caso de peluches grandes, donde el relleno no sea sintético, omitid este tipo de limpieza y recurrid solo a una limpieza externa, pues corréis el riesgo de que el juguete se acabe pudriendo.

Para terminar, pasadles un cepillo para arreglarlos y listo para que vuestro hijo vuelva a disfrutar de ellos. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios