Contratar a una empleada de hogar

Publicado por Virginia González, 27 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Empleada hogar

Si tenéis contratada a una empleada de hogar o estáis pensando en contratarla, hay que tener clara la nueva regulación para este tipo de empleos si no queréis tener problemas legales. ¿Conocéis la nueva regularización?

LO QUE DEBES SABER...
  • Regulación: según el nuevo Régimen General de la Seguridad Social, es obligatorio regular a todos los empleados de hogar.
  • Contrato: hay que hacerlo si el empleo va a superar las cuatro semanas. Se puede descargar el modelo desde la web del Ministerio de Empleo.
  • Multas: si un empleado se encuentra en situación irregular, se pueden aplicar multas de entre 626 y 6.250 euros, tanto al empleador como al empleado.

 

Si tenéis a vuestro cargo a una empleada de hogar, es el momento de incluirla en el nuevo Régimen General de la Seguridad Social con el que se pretende normalizar todos aquellos empleos que antes no tenían forma de estar regularizados.

 

Qué trae la nueva normativa

En la actualidad se están llevando a cabo una serie de normas para todas aquellas personas que trabajan como limpiadoras del hogar. En este nuevo marco laboral hay unas tablas en las que se muestran las cuotas a ingresar en la Seguridad Social que dependen del sueldo percibido por la empleada.

Esta regularización afecta ya a unas 700.000 personas dedicadas a tareas como la limpieza del hogar, el cuidado de los niños y de las personas mayores.

La cotización a la Seguridad Social antes solo era responsabilidad del empleador cuando el trabajo se desarrollaba en exclusiva para él.

Ahora las cuotas de la cotización se hayan en el 18,30% para aportar por el empleador y en un 3,70% por el empleado.

La normativa no se aplica a familiares de primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad, así como a los estudiantes que se encuentran en calidad de au pair (miembro temporal de la familia).

Qué documentos debéis presentar para ello

En los documentos que hay que presentar para la regularización de esta situación están:

- Documentos identificativos del empleado y del empleador.

- Contrato de trabajo (que podréis descargar en la web del Ministerio de Empleo), en él tendrán que figurar como en el caso de los contratos normales: los datos personales del empleado y empleador, la jornada y el salario. Este contrato se deberá hacer efectivo siempre y cuando la prestación del servicio vaya a ser superior a cuatro semanas. Además podréis establecer un periodo de prueba de máximo dos meses.

- Impresos de la Seguridad Social para poderlo dar de alta.

- Número de cuenta para el pago de la cuota.

¿Qué ocurre si aún no se ha regularizado al empleado de hogar?

El 30 de junio supuso la fecha límite para regularizar a los empleados de hogar, a partir de esa fecha todos debían estar inscritos en el Régimen General de Trabajadores.

Todos aquellos que tengan contratada a una persona para realizar las tareas domésticas sin estar regularizada se exponen a una multa de entre 626 y 6.250 euros, según la gravedad de la infracción (esta multa afecta tanto a la persona que es empleada, como al empleador).

Las personas que estén irregularizadas pueden denunciar a sus empleadores, así que tened cuidado si no habéis contratado a estas personas pues conllevará que pueda tomar represalias. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios