Cómo recuperar la fianza del alquiler

Publicado por canalHOGAR, 15 Nov 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo recuperar la fianza del alquiler

No es un imposible ni una batalla perdida… si has estado de alquiler en un piso y todo ha sido correcto y legal, recuperar la fianza depositada como garantía durante el alquiler, es un derecho que tienes por ley.

Aunque hay siempre malas experiencias, arrendadores y arrendatarios que no cumplen con sus obligaciones y que no respetan los derechos mutuos, lo cierto es que el tema de la fianza en un alquiler legal y regulado por contrato no presenta muchos problemas ni dudas y pasado como máximo un mes el inquilino debería recuperar la cantidad de dinero entregada en calidad de fianza.

Si el dueño del piso no reingresa al inquilino en el plazo de un mes la misma cantidad que se depositó como fianza, el arrendatario tiene derecho a solicitar por vía judicial este dinero y además, los intereses de demora que se generen, mientras el ingreso no se haga efectivo.

Igualmente el arrendador puede solicitar que ese dinero entregado como fianza se utilice para arreglar desperfectos causados en el inmueble o para pagar facturas pendientes de suministros que el inquilino no haya abonado durante el tiempo que ha estado usando el inmueble. Pero debe hacerse por vía judicial y es necesario presentar pruebas que lo demuestren y verifiquen.

Si  la fianza se convierte en un tema de desacuerdo entre ambas partes, la clave siempre está en el contrato y en la Ley de alquiler.  Cuando se firma un contrato de alquiler entre muchas otras cosas, en este documento legal, tiene que estar recogida la cantidad de fianza que se entrega y sus posibles condiciones. Ambas partes al firmar, se comprometen a cumplir lo pactado.

La fianza es un elemento descrito y regulado legalmente dentro de la Ley de alquileres.

Normativa legal de fianza en alquileres

1. La fianza no es un dinero que se entrega al casero a fondo perdido y del que él puede disponer. No obstante, la Ley de alquiler establece que la fianza es un elemento obligatorio como garantía en toda relación de alquiler.

2. El propietario del inmueble no se queda con la fianza ni dispone de ella. Debe depositarla en el organismo autonómico correspondiente.

3. Para recuperar la fianza una vez finalizado el contrato de renta, el dueño debe solicitarla al organismo pertinente que le reingrese la fianza y él abonársela al inquilino antes de un mes.

4. El arrendador tiene un mes de plazo para presentar pruebas, facturas… que demuestren que hay pagos de suministros pendientes y desperfectos ocasionados por el inquilino que deben cubrirse con la fianza.

5. Tanto el inquilino como el dueño del inmueble deben recurrir a la vía judicial si no hay acuerdo sobre la recuperación de la fianza para demostrar su postura y será el juez el que dictamine la resolución.

A pesar de esta claridad legal y certera, la recuperación de la fianza suele ser uno de los temas más problemáticos cuando se disuelve un contrato de alquiler. Sin embargo, si cuentas con el Seguro de Hogar Platino MAPFRE, puedes estar tranquilo ya que contarás con una cobertura de defensa jurídica.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios