¿Se puede adquirir una vivienda pagando con un cheque o tarjeta de crédito?

Publicado por canalHOGAR, 21 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Se puede adquirir una vivienda pagando con un cheque o tarjeta de crédito?

Tanto el precio de la casa que quieres comprar como las características del cheque o la tarjeta de crédito van a determinar si puedes o no abonar la adquisición de una vivienda mediante una de estas fórmulas de pago.

Pagar al contado la adquisición de una casa es poco frecuente, pero es posible y se da, aunque en un porcentaje menor que el abono a través de un préstamo hipotecario. El pago al contado de una vivienda se puede hacer, en principio, por cualquier medio, pero los expertos aconsejan el cheque.

Siempre que vendedor y comprador estén de acuerdo de forma expresa, el pago de una casa podría hacerse por cualquiera de los cauces establecidos legalmente. Lo que en principio incluye cheques o tarjetas de crédito, aunque este último método resulta bastante poco usual y más complicado.

El cheque es la forma de pago más recomendada para la compra de una vivienda al contado. Pero no cualquier tipo de cheque.

   • Se aconseja que se utilice un cheque certificado o conformado, es decir, sellado o firmado como forma de garantía por el banco, que certifica que hay fondos en la cuenta de quien lo emite.

   • El cheque más seguro para este tipo de transacciones es el nominativo en el que el beneficiario sea la persona cuyo nombre figura en el cheque.

   • Los cheques nominativos barrados o cruzados también son una forma de pago segura y recomendable para este tipo de compras. La condición de este tipo de cheque es que solo se pueda cobrar a través de una entidad bancaria determinada y nunca  en efectivo, siempre se abona en la cuenta del beneficiario.

Cualquiera de estas opciones para abonar tu nueva vivienda al contado es segura y recomendable, pero al margen de la forma de pago tampoco puedes perder de vista el resto de trámites que son de obligado cumplimiento en la compra de un inmueble:

   1. Confirmar que el propietario del piso que vas a comprar es la persona con la que estás tratando

Es mejor ahorrarse desagradables sorpresas y graves problemas. Solicita siempre al vendedor una copia de la escritura notarial que le acredite como propietario del inmueble. La persona que consta como titular en este documento oficial es la única que puede vender el piso.

   2. Inmueble libre de cargas

Fundamental confirmar que la casa que vas a comprar está libre de cargas. Para ello habrás de pedir en el Registro de la propiedad una nota simple informativa que te permita comprobar este punto.

   3. Al corriente en el pago de impuestos

Tercera comprobación que te interesa no obviar: la casa está al corriente en el pago de los recibos de contribución urbana o IBI. Si compras un piso con deudas tendrás que asumirlas tú como nuevo titular. Pide los recibos al vendedor o en el Ayuntamiento.

   4. Cuotas de la comunidad

Otra comprobación importante para no tener que asumir gastos extra cuando ya eres el dueño de la casa: las cuotas de la comunidad de vecinos en caso de que el inmueble pertenezca a una. Puedes solicitar al vendedor que te presente los recibos y/o confirmar con el presidente de la Comunidad o Administrador de la finca en cuestión.

 

   5. Contrato de compraventa

Siempre debe ser un contrato vinculante y válido, por lo que es necesario elevarlo a escritura pública. En él deben aparecer todos los datos de la compra tanto de las partes implicadas como del inmueble, así como el tipo de pago y medio o cualquier otro detalle referente a este ejercicio de compra venta. La firma se realiza ante notario y el contrato se convierte en escritura pública, el original se lo queda siempre el comprador.

 

 

Los expertos recomiendan que, salvo que tengas mucha experiencia en la compra venta de inmuebles al contado, lo mejor es contar con los servicios y asesoramiento de un profesional experto en la materia, ya sea abogado o agente de la propiedad para evitarte problemas y no correr riesgos.

Cuando tengas la compra de la vivienda ya realizada, recuerda que la forma más sencilla y efectiva de proteger tu propiedad es el Seguro de Hogar MAPFRE con la coberturas, asistencias y servicios que precisa tu inmueble y tú necesitas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios