Todo lo que hay que saber sobre los intereses de demora

Publicado por canalHOGAR, 12 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Todo lo que hay que saber sobre los intereses de demora

Retrasarte en el pago de tu hipoteca o de tu préstamo personal te va a costar penalizaciones e intereses, pero ¿cuánto? Descubre todo lo que hay que saber sobre los intereses de demora para no pagar aún más de lo estipulado. 

Si tienes un préstamo de cualquier tipo, es esencial que no te pierdas detalle de todo lo que hay que saber sobre los intereses de demora: cuándo te los pueden cobrar, en qué proporción, saber si son o no abusivos y, en caso de serlo, cómo reclamar. 

¿Qué es el tipo de interés de demora?

Este tipo de interés es una penalización que se establece como tal en los contratos de los préstamos tanto hipotecarios como personales y, en general, en todo tipo de préstamo. Si el titular del préstamo no cumple con sus obligaciones de pago de cuota, el banco aplicará este interés de demora a la deuda, elevando, por tanto, la suma de dinero que debe el cliente.

¿Cómo se fija el tipo de interés de demora?

El tipo de interés de demora que aplica el banco, o entidad gestora, en caso de retrasos en el pago, viene determinado y fijado en el contrato. Lo habitual es que sean intereses bastante altos y en demasiados casos, totalmente desproporcionados.

¿Están los tipos de interés de demora controlados o limitados por normativa?

Hasta tiempos recientes, este tipo de intereses por retraso en los pagos no estaba controlado, pero debido a los continuos abusos denunciados por los titulares de préstamos personales e hipotecarios, hay diferentes sentencias reguladoras.

Para los préstamos hipotecarios correspondientes a compras de vivienda habitual, el interés de demora está limitado a 3 veces el tipo de interés legal del dinero en cada momento. En el caso de los préstamos personales, se consideran abusivos todos los tipos de interés de demora que superen en dos puntos el interés pactado para el préstamo.

 

 

¿Hay tipos de interés de demora abusivos y por tanto, nulos?

El Tribunal Supremo ha establecido que los tipos de interés por demora que no cumplan con los parámetros establecidos en cada caso y que superen el límite marcado para cada tipo de préstamo, son cláusulas que pueden considerarse abusivas y por lo tanto, nulas, deben suprimirse de los contratos. De esta forma, la entidad sólo puede exigir el pago de los intereses ordinarios, ya que los de demora quedan cancelados por abusivos.

¿Cuándo ejecuta el banco el cobro de intereses por demora y cómo?

Cuando por cualquier circunstancia, el titular de un préstamo no paga la cuota establecida en el momento necesario o lo retrasa, la entidad prestataria exigirá el pago, ya no sólo de la cuota con sus intereses ordinarios, sino también el pago de una comisión por reclamación de posiciones deudoras y el interés de demora aplicable según los días de demora en el pago. Siempre y cuando el interés de demora esté dentro de los límites establecidos, ya que si supera el margen, será abusivo y entonces el banco no debería aplicarlo.

¿Qué hacer si el banco exige el pago de intereses de demora abusivos,

fuera de lo establecido?

Si la liquidación que te presenta la entidad gestora de tu préstamo por un retraso, no se ajusta a lo establecido y aplica intereses de demora fuera de los márgenes, entonces, es necesario reclamar. Primero recurre a los organismos de defensa de la propia entidad, como el defensor del cliente, y, en segunda estancia, acude al Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España. Como último recurso, quedan los tribunales de justicia.

Ahora ya sabes todo lo que hay que saber sobre los intereses de demora que se aplican en los préstamos hipotecarios y personales, que aunque no son ilegales, según su aplicación y valor, sí pueden ser abusivos respecto a lo que han marcado los tribunales.

La trasparencia y la información al titular de cualquier tipo de producto -incluidos los préstamos- siempre garantiza la satisfacción del cliente, y es la pauta que se aplica en los Seguros de Hogar MAPFRE donde cada cliente elige entre las distintas pólizas de acuerdo a sus prioridades y necesidades, teniendo en cuenta las características de su vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios