Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres

Publicado por canalHOGAR, 29 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales afecta a ventas y alquileres; aunque no es un impuesto nuevo, la aplicación del ITP en los alquileres está siendo impulsada en los últimos meses en algunas comunidades autónomas, como Madrid o Asturias.

Mientras que en las transacciones de compra-venta de viviendas sí es habitual y se asume entre los gastos previstos, el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres es un tributo poco conocido o muy ignorado, pero sólo hasta ahora. Las comunidades autónomas, con Madrid y Asturias a la cabeza, tienen como objetivo que los inquilinos conozcan y paguen este tributo, según les corresponda como el resto de ciudadanos.

Los expertos aseguran que esto no es más que el principio y que el resto de gobiernos autonómicos no tardarán en seguir el ejemplo marcado por Madrid y Asturias -e iniciado en Cataluña- para lograr que el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres pase de ser el gran desconocido a ser un impuesto a asumir dentro de los gastos de un alquiler.

Sobre el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres, es importante tener claras algunas características y peculiaridades para no perderse ni hacerse líos, y sobre todo, tener claro si eres o no un moroso, si como alquilado aún no lo has liquidado.

- Es un impuesto de carácter autonómico, depende de cada comunidad autónoma. Se abona en un pago único al firmar el contrato de alquiler y tiene la misma vigencia que éste. Es decir, si el contrato es de un año, pagarás el impuesto de transmisiones de un año. La renovación, o un nuevo contrato, implicará volver a liquidar el impuesto cada vez. Siempre es el inquilino sobre el que recae el pago.

- No existe duda sobre su aplicación y obligatoriedad en el caso de los alquileres, aunque hasta ahora no se estuviera aplicando con total regularidad y haya sido un gran desconocido en las transacciones de alquiler.

- El ITP existe desde 1993 y la ley no deja lugar a las dudas, ya que considera que el derecho al uso de una vivienda mediante la fórmula de alquiler es también una adquisición onerosa sobre la que se aplica, por tanto, este tributo, igual que en el caso de compra.

- El importe de este impuesto lo regulan las diferentes comunidades autónomas, pero el gravamen suele calcularse en función de los años de contrato de alquiler y la cuota de alquiler. Las comunidades autónomas cuentan con sus propias tablas y baremos para calcular en cada caso el valor de este importe.

 

 

Los detalles conocidos en el caso de Madrid y Asturias, confirman que el pago del impuesto tiene carácter retroactivo, en concreto, en estas dos comunidades autónomas, se ha informado de un plazo de retroactividad de 4 años y un mes. Por lo que los inquilinos que hace cuatro años firmaron su contrato de alquiler, y no liquidaron el impuesto, ahora tienen que hacerlo

 

Con estas cinco claves queda definido qué es y quién debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres. El cómo y el cuándo, en el caso de los inquilinos que tengan un contrato de alquiler vigente y no lo hayan pagado aún, va a depender mucho de la comunidad autónoma en la que residan, por lo que será imprescindible que consultes lo antes posible el tema para no sufrir mayores problemas.

En el caso de Madrid y Asturias, los organismos tributarios encargados han comenzado ya una campaña activa para informar y cobrar a todos los alquilados afectados, aunque no se esperan sanciones,  ya que se entiende que se trata de un caso de desconocimiento. Hasta el momento, con la legislación en la mano, se podrían imponer recargos de hasta un 50 por ciento en las cuantías por el retraso en el pago.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en los alquileres, por  lo tanto, ya ha dejado de ser ese gran olvidado u obviado para convertirse en un impuesto más a pagar, en este caso para las personas que deciden alquilar una vivienda. Además del impuesto, lo más recomendable es que disfrutes de las ventajas de contar con Seguro de Hogar MAPFRE para que la tranquilidad reine tanto si eres arrendador como arrendatario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios