Cómo tramitar una cédula de habitabilidad

Publicado por canalHOGAR, 31 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo tramitar una cédula de habitabilidad

La cédula de habitabilidad es un certificado autonómico que debe tener toda vivienda legal antigua -de más de 15 años-; por lo tanto, es indispensable saber cómo tramitar una cédula de habitabilidad, ya que además no es un documento con una validez específica.

Para dar de alta los suministros de energía principales de una casa, pero también para venderla o alquilarla y en infinidad de transacciones y trámites relacionados con una vivienda, es necesario presentar la cédula de habitabilidad legal y al día por lo que es necesario que sepas cómo tramitar una cédula de habitabilidad.

Aunque obtener la cédula de habitabilidad no es complicado, es necesario saber en qué consiste y los pasos a seguir para hacerlo en el  menor tiempo posible y de forma correcta.

La cédula de habitabilidad es un documento que expenden las comunidades autónomas con el que se garantiza y en el que se acredita que la vivienda a la que se otorga cuenta con las condiciones mínimas exigidas a para que un espacio pueda ser habitado por personas a nivel de salubridad, higiene y solidez.

Al tratarse de un trámite dependiente de cada comunidad autónoma, pueden existir diferencias más o menos acusadas en lo que cada lugar exige para conceder esta certificación, además también puede haber peculiaridades, exigencias o plazos diferentes en su tramitación por lo que se hace imprescindible que consultes con el órgano competente de tu Comunidad para confirmar cuál es el trámite específico.

En líneas generales, las cédulas de habitabilidad se caducan a los 15 años, momento en el cual es necesario renovarla. Lo habitual es que el interesado reciba la cédula en menos de tres meses, si todo cursa según lo exigido.

Aunque la documentación que se pide para solicitar la tramitación de la cédula de habitabilidad puede ser diferente según la comunidad autónoma, lo habitual es rellenar el  impreso de solicitud concreto y adjuntar la documentación pertinente:

   • Justificante de abono de tasa correspondiente.

   • Fotocopia del NIF del propietario o representante autorizado.

   • Copia de la escritura de la propiedad o en caso de alquiler, contrato de arrendamiento.

En el caso de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, una vez realizada esta tramitación en el órgano de registro de la comunidad, se procede a la inspección de la vivienda por un técnico competente para comprobar la habitabilidad de la misma. En otras comunidades, se exige que con anterioridad un técnico competente para esta tarea y colegiado, haya realizado la inspección y haya expedido el correspondiente Certificado de Habitabilidad que se exige en la tramitación al titular.

Aunque puede darse el caso de que se rechace la solicitud, los expertos aseguran que los requisitos exigidos son bastantes fáciles de cumplir, aunque también en este punto hay diferencias entre las distintas comunidades autónomas y municipios; las hay más y menos exigentes con los requisitos que debe cumplir una vivienda para considerarse habitable. Estas exigencias son públicas y deben estar reflejadas en el Plan General de Ordenación Urbana al que pertenezca el inmueble, por lo tanto, puedes consultarlo en todo momento y siempre que sea preciso.


La necesidad de la cédula de habitabilidad es bastante habitual y constante, por lo que lo más recomendable es que si careces de este documento de tu vivienda o lo tienes caducado, emprendas los trámites para solicitarla o renovarla en su caso. Primero, puedes recurrir a un arquitecto privado que te confirme que todo está en orden en tu vivienda, de acuerdo con lo exigido en la normativa vigente de tu comunidad sobre habitabilidad; posteriormente, y de manera ineludible, debes tramitar la solicitud oficial para obtener el documento acreditativo y válido: la cédula de habitabilidad.

Saber cómo tramitar una cédula de habitabilidad te ayuda a afrontar el trámite con mayor seguridad y confianza, por lo que siempre ahorras tiempo y ganarás en tranquilidad. El Seguro de Hogar MAPFRE de tu vivienda además, colabora eficazmente en que las condiciones de habitabilidad de tu caso no sean solo las mínimas exigidas, sino que sean siempre las deseadas y elegidas por ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios