¿Qué pasa con la hipoteca si fallece el titular?

Publicado por canalHOGAR, 31 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué pasa con la hipoteca si fallece el titular

La muerte de un familiar supone un trago amargo. A pesar de estar viviendo una situación dura, es necesario realizar una serie de trámites en relación a sus productos bancarios. Así, ¿qué pasa con la hipoteca si fallece el titular?

Al morir una persona, sus herederos reciben tanto sus bienes y ganancias como sus deudas. Esto significa que bien los hijos, los padres o la persona designada en el testamento se quedarán con el dinero que la persona fallecida haya ahorrado durante su vida, así como con sus préstamos personales e hipotecas.

Tipos de herencia

Antes de explicar qué pasa con la hipoteca si fallece el titular hay que aclarar que existen tres tipos de herederos:

- Herederos forzosos: es lo que se conoce como la herencia legítima, es decir, el tercio de la herencia que reciben los hijos y descendientes, los padres y ascendentes o el cónyuge por ley, independientemente de si están nombrados o no en el testamento.

- Herederos no forzosos: en el caso de que no existan herederos forzosos ni testamento, los familiares hasta el cuarto grado recibirán la herencia. Si éstos no existen tampoco, el Estado se quedará con todos los bienes.

- Herederos testamentarios: son los que aparecen reflejados en el testamento.

¿Aceptar o rechazar la herencia?

El primer paso que deben realizar los familiares cuando alguien fallece es comunicarlo al banco y para saber si el heredero debe hacerse cargo de las cuotas de la hipoteca o no, es necesario aclarar que la herencia es un derecho y no una obligación, según el Código Civil. Por lo tanto, los herederos pueden aceptarla, asumiendo así tanto la hipoteca como el resto de deudas que haya pendientes, o rechazarla por completo. Existe una tercera opción que consiste en aceptar la herencia y recibir la parte que reste después de haber pagado la hipoteca.

Si la hipoteca estaba a cargo de dos titulares y uno de ellos fallece, el 50% de la deuda debe ser abonada por los herederos y si éstos se niegan, el otro titular deberá asumir el 100% de la cantidad.

En cualquier caso, en la actualidad, casi todas las hipotecas exigen la contratación de un seguro de vida para cubrir parte o el total de la cuantía si el titular fallece.

Esperemos que no tengas que recurrir a esta información sobre qué pasa con la hipoteca si fallece el titular, aunque siempre es conveniente saber los pasos a seguir en determinadas situaciones. Si acabas de firmar un préstamo de estas características, no dudes en contratar un Seguro de Hogar MAPFRE para poder disfrutar al máximo de tu nueva vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios