Comisiones bancarias, qué se puede cobrar y qué no

Publicado por CanalHOGAR, 14 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Comisiones bancarias, qué se puede cobrar y qué no

Las comisiones bancarias son un aspecto que preocupa a muchos consumidores y uno de los factores decisivos a la hora de contratar una tarjeta de crédito, una cuenta corriente o un préstamo, entre otros productos financieros. No te pierdas las principales novedades aprobadas recientemente en el Consejo de Ministros y otros aspectos fundamentales que te ayudarán a conocer en detalle todo sobre las comisiones bancarias, qué se puede cobrar y qué no.

Las entidades de crédito tienen libertad para establecer sus comisiones y gastos repercutibles, aunque algunos de estos recargos están limitados por ley. Además, las comisiones de cajeros se están convirtiendo en el tema más candente del sector financiero español.

 Cosas que deberías saber sobre las comisiones bancarias:

Infórmate y lee la letra pequeña antes de firmar

Los bancos y cajas tienen total libertad para cobrarte las comisiones que quieran -siempre que te presten un servicio-, pero antes tienen que haberte informado sobre los costes de mantenimiento, cancelación anticipada, apertura o estudio, por ejemplo, de un determinado producto. Recuerda que la normativa que regula la transparencia informativa en operaciones bancarias así como en servicios de pago viene a exigir una información personalizad al cliente antes de prestar el servicio sobre el que se va a cobrar.

Conoce las comisiones limitadas por ley

Algunas comisiones bancarias están limitadas por ley; como siempre, es bueno que antes de firmar te informes de cuáles son estos límites para conocer todos los pormenores del producto que vas a contratar. Algunos de estos límites, por ejemplo, afectan a la comisión por amortización anticipada de una hipoteca con un límite máximo para este cargo en función del tiempo: un 0,5% de la cantidad amortizada en los primeros cinco años y un 0,25% para el resto del plazo. Aunque con otros plazos y porcentajes, de igual manera están limitadas las comisiones por cancelación o reembolso anticipado de un préstamo personal.

Domiciliar la nómina y otras vinculaciones

En la medida de lo posible, conviene domiciliar la nómina para librarnos de un gran número de comisiones. Sin embargo, y en la otra cara de la moneda, presta especial atención para que no te exijan una elevada vinculación a otros productos que no te interesan.

Las transferencias sin comisiones pueden tener limites

Cierto es que muchos bancos ofertan productos con cero comisiones al realizar transferencias bancarias. Como siempre debes leer la letra pequeña, ya que este beneficio puede tener ciertas limitaciones como por ejemplo, que no sobre pasen ciertas cantidades de dinero o un número limitado de transferencias gratuitas al año. Presta atención a estos puntos antes de contratar.

Los ingresos a cuenta

Recuerda que tu banco nunca te podrá cobrar comisiones por realizar un ingreso a cuenta.

Cobros de comisiones en cajeros, en el punto de mira

En marzo de 2015, Caixa Bank empezó a cobrar una comisión de dos euros a todas aquellas personas que sacaban dinero de sus cajeros y que no eran clientes de dicho banco. A partir de ese momento, cada banco fue tomando posiciones para determinar si cobrarían esa comisión por el uso de sus dispensadores.

Una batalla que tuvo su punto y final en el mes de octubre, cuando el Gobierno aprobó un real decreto ley que implantaba un nuevo modelo para el cobro de comisiones en cajeros. De esta manera, se reguló el seguir cobrando la comisión de dos euros por cajero a los no clientes de un banco, pero no directamente a las personas que retiren el efectivo, sino a su propio banco. A su vez, éste será el responsable de decidir si asume esa cantidad contra sus cuentas o la repercute al cliente.

Éstos son algunos aspectos relacionados con las comisiones bancarias, qué se puede cobrar y qué no.  Recuerda que muchos bancos para eliminar o minimizar sus comisiones en determinados productos, como por ejemplo las hipotecas, exigen ciertas vinculaciones. Por eso, te conviene prestar especial atención a los productos que estás vinculando con tu hipoteca: si se trata de un Seguro Hogar MAPFRE puedes estar tranquilo, ya que contarás con las mejores coberturas para ti y tu familia en todo momento.    



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios