¿Sabes cómo preparar after sun casero?

Publicado por canalHOGAR, 23 Jun 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mano de mujer sostiene un bol con crema

Calmar e hidratar la piel después de haber tomado el sol es tan recomendable como exponerse a los rayos UV de forma prudente, limitada y siempre protegida. El after sun casero te permite aplicar sobre tu piel  productos naturales y es sencillo de hacer.

Si quieres darle a tu piel un tratamiento hidratante y/o calmante extra después de una jornada de campo, piscina o playa, las fórmulas de after sun casero son una alternativa muy atractiva que muchas personas recomiendan por su naturalidad y funcionalidad.

Como ocurre con los productos cosméticos y de higiene personal industriales, los after sun caseros también deben probarse antes sobre una pequeña parte de tu piel y en las zonas menos delicadas como una rodilla o un codo. Nunca te llenes de after sun sin antes haber probado cómo es de adecuado para tu piel y cómo reacciona. Aunque son recetas con ingredientes naturales, las alergias o reacciones adversas a alguno de los productos siempre es posible.

Hay diferentes posibilidades para hacer un ungüento casero para aplicar después de tomar el sol sobre la piel. Entre estas 4 propuestas de after sun casero, elige la más adecuada a tus necesidades en cada momento o si se trata de un recurso de emergencia, la que puedas elaborar con los ingredientes que tienes a tu alcance.

 

Emergencia: aloe vera o vinagre

Si después de un día al aire libre llegas a casa con una sensación de calor sobre la piel y ésta se presenta de color rojo o rosado, necesitas aplicar además de crema hidratante algún remedio calmante para ayudar a tu piel a refrescarse. Si tienes a tu alcance una planta de aloe vera, estás salvado; pero también, si tienes vinagre en la cocina.

El aloe vera puede aplicarse directamente sobre las zonas enrojecidas. Corta una hoja de la planta y pártela a la mitad, el gel interior de la planta brotará y puedes aplicarlo directamente sobre la piel, notando alivio y frescor al instante.

El vinagre también puede aplicarse de forma directa sobre la piel o a través de gasas o apósitos empapados –que puedes enfriar unos minutos en el frigorífico-. Es un recurso directo y efectivo. Después de la aplicación, puedes ducharte e hidratarte con tu crema habitual para reforzar el efecto y completar el tratamiento de tu piel.

 

Si el problema máximo es la sequedad, pero no te has quemado

El after sun suele combinar efecto calmante con hidratante, pero no solo es recomendable aplicarlo si te has quemado la piel. En general, los dermatólogos recomiendan un uso habitual para ayudar a la piel a alcanzar su equilibrio natural que tanto el sol como el agua o el aire pueden haber deteriorado.

La vaselina líquida –que puedes comprar en cualquier farmacia- o el aceite de oliva natural son dos hidratantes naturales que perfectos para una epidermis expuesta al aire libre. Su virtud más destacada en ambos casos es la hidratación máxima de la piel. Puedes aplicar tanto la vaselina como el aceite directamente sobre la piel. En el caso de la vaselina, lo más efectivo es echársela después de la ducha o baño, antes de secarse, dejarla actuar unos minutos y luego secar el cuerpo con toques, sin restregar con la toalla. 

Tanto con el aceite de oliva como con la vaselina liquida dejan la piel suave y elástica, tremendamente agradable y evitando sensación de tirantez. Además, colaboran en el equilibrio natural de la dermis, preparándola para una nueva jornada de piscina o playa.

 

Aromáticos y calmantes: apúntate a los aceites esenciales

Lavanda y eucalipto son dos de los que puedes combinar para elaborar un after sun ligero y eficaz que va a calmar tu piel hidratándola y, además, con el extra de un aroma agradable y muy natural. Si quieres que el after sun casero te dure más tiempo y se conserve guárdalo siempre en la nevera. Y para mejorarlo aún más si cabe puedes añadir vitamina E.

La caléndula, el argán o la rosa mosqueta, por su parte, también ayudan a que la piel se calme y recupere. Colaboran además en la regeneración celular después de la exposición al sol, lo que los convierte en una opción ideal para hacer after sun casero. 

Los aceites esenciales tienen la gran virtud de calmar y, además, aportar lípidos a la piel lo que hace que directamente aplicados sobre la dermis sean un after sun perfecto. Si quieres hacerlos más ligeros y fáciles de aplicar, puedes mezclarlos al gusto con una base oleosa o acuosa -simplemente agua destilada o mineral- y ponerlos en un spray para rociar sobre la piel. Pero si te gusta la base de aceite de oliva también puedes incluirlo.

 

Almendras y manzanilla, clásicos de siempre

Para los que prefieren los remedios más populares la infusión de manzanilla es un after sun básico y efectivo que puede prepararse fácilmente, dejarse enfriar y luego aplicar directamente sobre la piel con un spray, con toallitas o con paños frescos. 

El aceite de almendras dulces es otra base diez sobre la que elaborar tus propios ungüentos para aplicar después de tomar el sol. Es especialmente hidratante y suave, muy recomendado para el cuidado de las pieles más delicadas y problemáticas, incluso la de los más pequeños.

Enriquece el aceite de almendras con otros aceites como la caléndula, si buscas un efecto más calmante, la menta para refrescar o lavanda para evitar escozor y picazón. Recuerda que los aceites esenciales no siempre pueden aplicarse directamente sobre la piel por lo que es importante que consultes en tu herbolario y sigas las recomendaciones e indicaciones del fabricante siempre.

Con estas cuatro propuestas para elaborar tu propio after sun ya no lo pasarás mal por causa de los picores o las irritaciones en la piel por efecto del sol. No obstante, recuerda ser siempre precavido con la exposición solar y también con el uso de estos remedios, aunque sean naturales y caseros.

Si la reacción al sol de tu piel, no se alivia con el tiempo, es mejor que consultes con un especialista y con los servicios médicos. Si estas en casa, el Servicio de Orientación Médica Telefónica del Seguro de Salud MAPFRE puede ser un primer recurso para consultar sobre posibles reacciones adversas al sol. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos