Ahorra gracias al buen uso de la plancha

Publicado por canalHOGAR, 28 Ene 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

ahorrar,plancha

La plancha clásica es uno de los electrodomésticos que más consumen, por eso los tejidos de tu ropa, la cantidad, la forma de tender, el tiempo de consumo o un centro de planchado más eficiente puede ayudarte a ahorrar en la factura de la luz a final de mes.

Aunque a la mayoría de las personas les gusta vestir la ropa bien planchada y sin arrugas, la tarea de planchar en sí, no suele estar entre las tareas domésticas favoritas a realizar. Requiere tiempo, práctica y sobre todo ganas.

La plancha es uno de los electrodomésticos más usados en los hogares españoles, pero las altas temperaturas que alcanza y el tiempo de mantenerla, la convierten en uno de los electrodomésticos que más consumen de toda la casa, pues una plancha clásica puede llegar a tener unos 1.500 vatios de potencia.

¿Quieres saber cómo ahorrar mientras con la plancha?

Elige tejidos fáciles de planchar

Una de las opciones, si tu trabajo te lo permite, es comprar ropa que no necesite de mucha plancha. Si optas por ropa que no la necesita en absoluto, no solo ahorrarás en energía, también lo harás en tiempo libre. También puedes comprar ropa ‘easy iron’, suele venir marcado en la etiqueta y aunque esta sí que necesita un toque con la plancha, por lo general si la cuelgas en una percha una vez termine el lavado, no necesitará mucho tiempo de planchado, con un retoque será más que suficiente.

Tener en cuenta los tejidos de la ropa es fundamental para ahorrar energía y tiempo. Por ejemplo, si planchar no es lo tuyo, te recomendamos no comprar muchas prendas de lino, ya que es un tejido difícil de planchar y se arruga con muchísima facilidad.

Tender la ropa eficientemente, también ahorra

Otro truco para facilitarte la labor, consiste en estirar la ropa justo después de que acabe la lavadora. Si la dejas mucho tiempo reposando en el tambor se arrugará más que si la tiendes en el momento o poco tiempo después.

Si tiendes en el interior, usar perchas puede ser una gran idea para las camisas, blusas y camisetas; así evitaremos la marca que dejan las pinzas y se secará con menos arrugas. Es un truco bastante eficaz y simplifica mucho el tiempo de planchado.

Acumula una gran cantidad de prendas

Aunque dedicar todo un domingo a planchar puede no ser el mejor plan para un día libre, juntar una gran cantidad de ropa para una ‘sesión de plancha’ te puede ayudar a ahorrar bastante energía; ya que una vez que enciendes la plancha, tarda unos cuantos minutos en coger el calor suficiente para planchar con eficiencia y si realizamos este proceso varias veces durante toda la semana son muchos los minutos en los que se está consumiendo una electricidad que no se está utilizando. Por eso, recomendamos planchar todo lo de la semana en un único día, aunque el tiempo que dediques sea más largo.

Plancha solo lo que necesites

La decisión sobre qué prendas se planchan y que prendas no, es una cuestión de gusto. Pero si es cierto, que si quieres ahorrar tiempo y energía de planchado puedes obviar algunas de ellas.  Por ejemplo, prendas que uses para ir al gimnasio o hacer ejercicio, ropa interior, sábanas, manteles o servilletas de tela, no necesitan estrictamente ser planchadas, aunque a mucha gente le guste planchar todo lo que se pueda planchar.

De esta manera invertiremos mucho menos tiempo en planchar, pero nuestras sábanas se quedarán con algunas arruguitas.

No dejes la plancha encendida cuando no la uses

Es un consejo muy obvio, pero es cierto que en muchas ocasiones encendemos la plancha para que se vaya calentando mientras recogemos la casa o hacemos cualquier otra cosa sin tener en cuenta el tiempo que vamos a dedicar a esa tarea y por lo tanto el tiempo que va a estar la plancha encendida consumiendo.

También se suele dejar la plancha encendida cuando sabemos que la vamos a usar más tarde, pero claro; todo este tiempo que está encendida consumiendo lo mismo que si la estuviéramos usando.

Valora los centros de planchado

Los centros de planchado compacto consumen bastante menos que una plancha clásica, hasta un 45% menos y suelen tener funciones más cercanas a las planchas de uso profesional; es más fácil y rápido planchar con ellas, pero también suelen ser electrodomésticos más caros y más grandes.

En cualquier caso, la plancha es un básico del hogar, por eso en MAPFRE también nos encargamos de asegurar todos tus electrodomésticos con tu Seguro de Hogar MAPFRE. Consulta aquí todas las coberturas disponibles.

Si lo que quieres ahorrar es tiempo

Si no te gusta planchar y además tienes poco tiempo, no tienes por qué hacerlo. Existe una gran variedad de empresas que se dedican a ofrecer servicios para gente como tú. Las opciones más comunes en estos servicios son:

-          Tintotería o lavandería: Puedes llevar tu mismo la ropa que necesites planchar a una tintorería o lavandería que ofrezca este servicio y recogerla en el plazo que te indiquen. 

-          Planchado a domicilio: Un especialista irá a planchar a tu casa dentro del horario que tengas disponible. Es una opción muy cómoda, pero tienes que disponer de ese tiempo, ya que es recomendable estar en casa al menos hasta que tengas la confianza suficiente con el personal.

-          Recogida y entrega a domicilio: Hay una gran variedad de empresas que se encargan de absolutamente todo. Te recogen la ropa en tu domicilio, la plancha y te la vuelven a llevar. 

Esta opción te ahorra tanto tiempo como energía, pero no dinero. Los precios oscilan entre 0,65 y 4 euros por prenda dependiendo del tipo de servicio que necesites.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos