Accesorios para radiadores

Publicado por canalHOGAR, 27 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Accesorios para radiadores

No dejes a tus radiadores solos en su función de calentar. Puedes ayudarles a ser mucho más eficientes y, además, realizar otras funciones extra como elemento decorativo o como práctico soporte. Repasa los accesorios que aún no tiene tu radiador.

   1. Gana en eficiencia energética y ahorra en tu factura: lámina reflectante

Los radiadores que están pegados a la pared son los más habituales y populares, sin embargo, tienen un inconveniente importante, parte del calor que desprenden se queda directamente en la pared trasera sobre la que está colocado y no se difunde por la habitación donde está colocado.

Este problema, sin embargo, tiene una sencilla y económica solución. Instala detrás de cada uno de los radiadores de pared de tu casa, una lámina reflectante entre el radiador y la pared. La lámina evitará que el calor llegue a la pared y permitirá que se esparza hacia delante, mejorando en mucho la climatización de tu hogar.

Puedes encontrar reflectantes por metros o en láminas en los centros de bricolaje y comercios similares. No son accesorios muy caros y solo tienes que cortarlo al tamaño preciso -un poco más pequeño que el del radiador para que no sea vea- y luego introducirlo fácilmente entre la pared y tu radiador.

   2. Convierte tu radiador en un estante original: cubreradiadores

Los cubreradiadores son elementos decorativos bastante tradicionales, se realizan en madera habitualmente y se utilizan para ocultar un radiador en un espacio con una decoración concreta. No son un elemento muy actual, pero aún se ven y en ciertos estilos, son imprescindibles.

Entre cubrir el radiador por completo y dejarlo totalmente a la vista, hay un término intermedio que puede ser muy práctico para convertir tu radiador en un detalle decorativo y con estilo propio, sin privarle de su función principal que es calentar. Puedes suspender sobre él un estante.

Las baldas sobre los radiadores son muy adecuadas para los pasillos, entradas o distribuidores donde el espacio suele ser escaso y aprovechando la parte superior del radiador ganas un lugar muy funcional para poner las llaves, dejar el móvil o poner una planta o incluso, una lámpara de pie. Solo necesitas un estante o pequeña balda que colgarás justo encima del radiador, la idea es que supere solo en unos cinco centímetros el ancho del elemento de calefacción, pero depende de tu gusto y el especio del que dispongas.

   3. El mejor y más económico humidificador: depósitos cerámicos

Disfrutar de un grado de humedad adecuado y saludable en el hogar es esencial para evitar la sequedad en la garganta, la irritación de los ojos… entre otras, cosas. Si incluyes en cada radiador de tu casa, un humidificador cerámico, contribuirás a que el grado de humedad en el ambiente sea el adecuado, contrarrestando el efecto negativo de los radiadores.

 

 

Los depósitos cerámicos para colgar de los radiadores son muy fáciles de encontrar en bazares o tiendas de decoración, también en espacios donde venden radiadores suelen tener este tipo de accesorio. Los encontrarás de muchos estilos, formas e incluso, materiales para que encuentres el perfecto para cada radiador de tu hogar.

El funcionamiento de los humidificadores cerámicos es tan sencillo como efectivo, solo tienes que llenarlos de agua y mantenerlos siempre así. Si quieres además, convertirlos en aromatizadores, añade al agua unas gotas de tu aceite esencial preferido, más sencillo y más práctico imposible.

   4. Gana en funcionalidad y añade un uso extra a tu radiador: tendedero

Existen en el mercado tendederos portátiles para colgarse de los radiadores, es cierto que no son un complemento estético para tu casa, pero como son removibles puedes ponerlos y quitarlos, según la necesidad y en temporadas de mucha lluvia, es un recurso que agradecerás.

Este tipo de tenderos se cuelgan sencillamente del radiador, de la parte superior. No podrás tender grandes cosas o prendas, pero puede ser perfecto para poner ropa interior y calcetines, además de algún complemento, como un gorro o el paraguas cuando llegas a casa con ellos mojados o muy húmedos.

No cargues demasiado este tipo de tendederos, puedes provocar que se descuelgue el radiador, la ropa no se secará y no permitirá que el calor del radiador se extienda por la zona, como se espera. Esto empeoraría mucho la eficiencia de este módulo de calefacción. Usa el tendedero de manera eficiente, puntual y con poca carga, mejor con cosas de poco volumen.

Con estos cuatro accesorios, tus radiadores ganan en funcionalidad, eficiencia y practicidad sin restar ni perder de vista su función principal: calentar tu hogar. Si te decides por la propuesta de añadir un estante sobre el radiador, el Servicio de Bricolaje de tu Seguro de Hogar MAPFRE se encarga de colgártelo con total comodidad y el resultado más profesional.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos