Préstamos a tipo cero, ¿utopía o realidad?

Publicado por canalHOGAR, 29 Sep 2016

Préstamos a tipo cero, ¿utopía o realidad?

Realidad, los préstamos a tipo cero existen. Entre los nuevos productos que te ofrecen las principales entidades financieras puedes encontrar ya préstamos a tipo cero. No están exentos de condiciones, pero el pago de intereses no es una de ellas.

En el pasado, los préstamos a tipo cero eran una utopía con la que soñaban los clientes y que los bancos ni contemplaban, sin embargo, todo cambia en la economía actual y ya existen y no son tan raros los préstamos financieros que no suman intereses para el titular.

Las entidades bancarias no van a parar en su intento por atraer nuevos y viejos clientes a sus oficinas, en su carrera por reactivar el mercado financiero, los bancos lanzan nuevos productos capaces de seducir a los diferentes usuarios de banca. Después de las hipotecas ventajosas a interés fijo, llegan los préstamos al consumo a interés cero.

Los préstamos blandos, como muchos expertos en economía ya los llaman, están en la carta de productos de varias entidades financieras y las previsiones apuntan a que en los próximos meses serán más las que se unan a esta tendencia.

No se trata de que los bancos se hayan vuelto locos, el objetivo de las entidades con el lanzamiento de este tipo de productos es evidente. En esencia, se trata de conquistar nuevos clientes.

Objetivo de los préstamos a tipo cero:

   • El aumento de consumo propiciado por el verano ha dado la pista a las entidades financieras que se han puesto a trabajar para que esa reactivación del consumo no decaiga.

   • Los créditos al consumo son de los productos más ventajosos para las entidades bancarias. Se trata, según muchos expertos, del segmento más rentable del sector.

   • El  mes de septiembre ha visto salir a la luz productos financieros que hasta ahora eran muy poco frecuentes o inexistentes en el mercado financiero. La oferta coincide en ser puntual y perecedera en el tiempo, se trata de un producto estrella, oferta, que los bancos están ofreciendo por tiempo limitado.

   • Los créditos a interés cero, o muy bajo, tienen unas características muy concretas: son por cantidades de dinero reducidas, a muy corto plazo, y el cliente asume, como contra partida, un coste como comisión de apertura del préstamo y/o la contratación de una tarjeta de crédito con una serie de obligaciones de consumo o cuota fija, por ejemplo.

   • Algunos de estos préstamos no están disponibles para todo tipo de clientes, hay entidades, por ejemplo, que han decidido lanzar este tipo de ofertas para un segmento joven, por lo que se supeditan sus condiciones a la edad del titular.

Con estas ventajas y condiciones específicas, los préstamos sin intereses, o con intereses casi inexistentes, han dejado de ser una utopía para convertirse en una realidad: un nuevo producto bancario al servicio del usuario que los bancos tienen previsto que funcionen bien como efecto llamada para conquistar nuevos clientes y restablecer la confianza perdida por muchos ciudadanos a raíz de la crisis económica.

Los bancos son optimistas respecto a la mejora del panorama financiero. Por ello, lanzan este tipo de préstamos blandos para captar clientes que luego deben fidelizar con otros productos para ir mejorando su grado de vinculación con la entidad; los bancos necesitan de clientes que confíen en ellos como entidad principal para todas sus necesidades económicas.

 

 

No hay duda, a la vista del incremento de créditos de este tipo, en los que el producto funciona y responde por tanto a las necesidades de los ciudadanos y a sus prioridades como a las de las entidades. En muy poco tiempo, los bancos han ido sumándose a la tendencia y poniendo en el mercado sus propios préstamos sin intereses. Cada entidad ha interpretado la tendencia de acuerdo a sus principios y prioridades.

En los últimos meses, los datos conocidos confirman la mejoría: el tipo de interés medio de las nuevas operaciones se ha mantenido estable en los últimos meses, al situarse en el 7,65 por ciento en mayo, tras una ligera subida frente al mes anterior, cuando se situó en el 7,44 por ciento.

Ahora es el momento de lograr una utopía y ser titular de un préstamo a tipo cero; asesórate, explora sus ventajas  y condiciones y elige el que responda a tus necesidades concretas de financiación. Si ya tienes ese préstamo concedido, inviértelo en lo que necesites; ya sean muebles, reformas, etc... para mejorar tu hogar. Además, no olvides contratar un Seguro del Hogar MAPFRE que te protegerá frente a posibles imprevistos que puedan surgir.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos