Recomendaciones para llenar la nevera en la cuesta de septiembre

Publicado por canalHOGAR, 26 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Recomendaciones para llenar la nevera en la cuesta de septiembre

La cuesta de septiembre es en algunas familias más dura y empinada que la del inicio del año, pero conociendo y poniendo en práctica algunas recomendaciones para llenar la nevera en este periodo, todo será más sencillo y llevadero.

Vuelta de vacaciones, vuelta al cole… nuevos propósitos y gastos por todas partes. Es una definición perfecta de lo que supone el noveno mes del año para muchas personas y familias, pero si quieres que la cuesta de septiembre no se note en tu nevera, apúntate estas recomendaciones para llenar tu despensa con el mínimo gasto.

Compra productos de temporada

Esta es una recomendación para todo el año si lo que pretendes es ahorrar y, además, comer productos de calidad y en las mejores condiciones, es importante que te informes de cuáles son los productos frescos de cada temporada: pescados, frutas, verduras y hortalizas, por lo general, serán los alimentos que tengan un menor precio y una máxima frescura y calidad.

Cíñete a la lista de necesidades

Si la cuesta de septiembre ha dejado tu presupuesto para comida en mínimos, no es momento de pensar en caprichos extra, déjalos para mejor ocasión. Elabora un menú para todo el mes y compra sólo los ingredientes que necesitas para llevarlo a cabo, evita ir muchas veces al supermercado, compra todo lo necesario de una vez e ignora por completo productos que no estén en tu lista de básicos y esenciales.

 

 

 

 

Aprovecha y recicla sobras y alimentos

Nunca es recomendable tirar comida, pero mucho menos si lo que pretendes es ahorrar. Despierta tu lado creativo y abusa del congelador para conservar raciones sobrantes, consulta en Internet recetas que pueden hacerse con restos de otras comidas, por ejemplo, las croquetas o guisos varios, que te permitirán aprovechar diferentes alimentos que te hayan quedado en poca cantidad.

Evita los centros comerciales o los mercados de alimentos

Cuando hayas hecho tu compra del mes de septiembre, es importante que evites a toda costa ninguna visita más a un mercado o supermercado. Búscate otras formas de ocio como el gimnasio al que te acabas de apuntar o los paseos por el campo, pero no te pongas a prueba, es mejor evitar la tentación. El mes de septiembre no es el mejor momento para conocer el nuevo súper del barrio o el mercadillo del barrio.

Ojo con las ofertas

Como siempre, las ofertas son una forma de ahorro, también en septiembre, pero no todas las ofertas son adecuadas para todos los consumidores. Es importante que este mes seas previsor en cuanto a compras: puede que tu zumo favorito esté en oferta, pero si este mes quieres ahorrar y no vas a consumirlo, ya que no es un alimento de primera necesidad, lo mejor es que no lo compres aunque esté en oferta, ya que es un extra que no puedes permitirte en la cuesta de septiembre. Seguro que en poco tiempo, y en un mejor mes para tu economía, la oferta volverá.

Aprovecha para probar la compra online

Son muchas las ventajas para el ahorro que encierran los supermercados virtuales frente a los tradicionales. Por lo tanto, el mes de septiembre es el momento ideal para que te lances a este tipo de compra para llenar tu nevera. Evitarás caprichos, compras por impulso, ofertas no aptas para ti y, además, descubrirás la comodidad de comprar cuando quieras y que te traigan la compra a casa.

Practica la cocina creativa, pero básica y popular

Es importante que durante el mes de septiembre cocines, evitando la compra de platos precocinados que siempre son más caros y menos naturales, pero también es cierto que hay recetas que precisan de ingredientes caros y muy especiales. Evita este tipo de recetas y, sin embargo, adéntrate en el mundo de la cocina más tradicional, pero renovada. Este tipo de gastronomía te propone platos con ingredientes asequibles y sencillos, pero con acabados distintos y sorprendentes, sin perder de vista el equilibrio y la salud.

Con un poco de previsión y empeño, siguiendo estas recomendaciones para hacer la compra en septiembre, puedes llenar tu nevera este y todos los meses con el máximo ahorro y cero renuncias. Recuerda que antes de cambiar tu dieta o adoptar algún tipo de régimen, es recomendable consultar un especialista médico. Con MAPFRE Salud, puedes hacer este tipo de consultas con total libertad y comodidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos