El único edificio de viviendas de Europa con certificación Leed Platinum está en España

Publicado por canalHOGAR, 13 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El único edificio de viviendas de Europa con certificación Leed Platinum está en España

Máxima excelencia en la construcción sostenible, el respeto medioambiental y la eficiencia energética son los tres pilares que sustentan los edificios que cuentan con la certificación Leed Platinium y es lo que hay en la cooperativa de viviendas Arroyo Bonal.

No son muchos los edificios que en España -ni siquiera en Europa- demuestran que la construcción de viviendas sostenibles no sólo es viable, sino rentable; la comunidad de viviendas Arroyo Bonal -situada en la madrileña localidad de Tres Cantos- con clasificación energética A, es la única de sus características y, aunque ahora es todo un ejemplo a seguir, su construcción no ha sido precisamente fácil.

Los responsables del proyecto han incidido en señalar que este edificio de viviendas es fruto del trabajo, la ilusión y el convencimiento de sus impulsores, una pequeña cooperativa que, a pesar de la falta de apoyos y las dificultades, continuó con su empeño hasta ver cumplido su sueño.

En 2009, el proyecto de crear un edificio de viviendas totalmente sostenible y ecológico tomaba forma, pero la financiación ha sido complicada y costosa, no han contado con ningún tipo de subvención y los propios vecinos tenían que asumir los sobrecostes de la construcción para que fuera adelante.

Ahora, 225 personas disfrutan de sus viviendas en este residencial y son conscientes de haber hecho historia en la edificación sostenible, recibiendo del United States Green Building Council Institute el certificado Leed Platinum como corresponde a sus altos valores ecológicos y medioambientales. El único edificio de viviendas en Europa que cuenta con esta certificación.

   • Este residencial de viviendas tiene inmuebles desde uno hasta cuatro dormitorios, por los que sus dueños han pagado entre 127.000 y 350.000 euros. Un precio superior al que puede esperarse de una vivienda en la zona, pero mínimo si se tiene en cuenta la cantidad de ventajas y de ahorros energéticos que son reales en el día a día de estas viviendas.

   • El incremento de gastos neto en la construcción de este inmueble está entre el 6 y el 7 por ciento si se compara con un edificio con calificación C alta. Esto ha supuesto a cada vecino un gasto extra de unos 6000 euros.

   • El ahorro en facturas energéticas del que se disfruta en la comunidad y en cada uno de los 80 hogares que componen este edificio llega al 75,64 por ciento, (531.371 kWh) y la emisión de CO2 disminuye en un 73,20 por ciento.

   • Los niveles de ahorro en el sistema de climatización, calefacción y agua caliente están entre 111.996 y 101.571 euros cada año. Con este nivel de ahorro, en seis años la inversión habrá sido amortizada, según los responsables del edificio.

   • Sólo hay 21 inmuebles en España con certificación Leed Platinum, pero la mayoría pertenecen a grandes empresas. Hay también algunos edificios públicos y universidades.   

Las viviendas y el entorno de esta cooperativa, única en Europa, lejos de lo que cabría pensar, no han renunciado ni al confort ni a las grandes comodidades de las casas de este siglo, por el contrario se trata de hogares totalmente equipados. Sin embargo, no hay ni calderas de petróleo o de gas, ni aparatos de aire acondicionado ni radiadores.

La construcción y el diseño de los 80 pisos cumple con las características de los edificios de consumo de energía casi nulo contemplados en las directivas de la UE y que serán obligatorias para todo nuevo inmueble a partir de 2020.

El arquitecto del edificio, Carlos Nieto Gómez, ha apostado por una innovadora forma de construir en pro de la eficiencia: fachada ventilada, doble aislamiento y cristalería del alta eficiencia energética, la geotermia y el suelo radiante, así como el sistema de ventilación mecánica automatizada en cada vivienda con recuperación de calor completa las diferencias entre estas casas y las viviendas habituales.

En la urbanización hay ascensores, pero tienen recuperación cinética: crean energía en la bajada, la acumulan y la aprovechan para la subida; hay preinstalación y reserva de espacio para la recarga de las baterías de coches eléctricos en los garajes.

El ahorro de agua está garantizado con un sistema de recogida y reutilización de agua de lluvia, y con una depuradora de aguas grises procedentes de lavabos y duchas para su reutilización en las cisternas de los inodoros y la limpieza de los garajes. Las viviendas están equipadas con electrodomésticos de alta eficiencia energética y en el caso de lavadoras y lavavajillas, además bitérmicos, lo que supone que el agua caliente se consigue a través de la geotermia.

Los inquilinos de Arroyo Bonal tienen garantizado el ahorro energético y el cuidado del medio ambiente y con un Seguro de Hogar MAPFRE, cualquier vivienda gana en seguridad y protección exclusiva, adecuada a sus necesidades y las de su propietario, para que ninguna eventualidad sea un problema sin solución.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos