Pros y contras de las marcas blancas

Publicado por canalHOGAR, 01 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pros y contras de las marcas blancas

Las encuestas arrojan datos claros sobre el consumo de marcas blancas: han aumentado en España, desde que la situación económica empeoró. No hay duda, por tanto, de que el precio es el principal pro de una marca blanca, pero ¿y los contras?

Los productos de marca blanca han tomado las cestas de la compra de los españoles en los últimos años, una situación que hasta hace una década no se sospechaba, pues los consumidores eran mucho más fieles a sus marcas de siempre. Para entender el fenómeno de las marcas blancas, es importante diferenciar sus pros y sus contras, y entender qué es lo que define y caracteriza a una marca blanca frente a otros productos de marcas reconocidas.

   1. Compromiso emocional

Muchos consumidores están unidos a ciertos productos, especialmente de alimentación, por las emociones, aunque no es fácil reconocerlo y, en general, los consumidores comprometidos con un producto de marca determinada aseguran que lo que les mantiene fieles es la calidad o las cualidades intrínsecas del producto; en muchos casos, se trata de una vinculación emocional, creada durante años y tejida de hábito y costumbre. Este es un punto fuerte de las marcas convencionales que las marcas blancas ni tienen ni aspiran a tener, en general, aunque algunas lo están logrando.

Las marcas blancas no se anuncian ni se promocionan, simplemente están en el supermercado junto a las demás, junto a otros productos que son iguales que ellos, pero con precio distinto, pero los consumidores no las identifican ni por una canción, ni por un anuncio… como ventaja o como desventaja, las marcas blancas no crean con el consumidor una relación o vinculo sentimental.

   2. Origen

No todas las marcas blancas son iguales ni tienen los mismos orígenes, cada distribuidor (supermercado) selecciona sus fabricantes e incluso, tiene los propios para hacer sus marcas blancas, lo que significa que no siempre detrás de una marca blanca, hay un fabricante de una marca popular o conocida.

Esta diferencia y variedad actual en las marcas blancas puede ser un pro o un contra, dependiendo de lo que busques en una marca blanca. Para los que compran marcas blancas confiando en el respaldo de un fabricante conocido es importante que se cercioren de que el producto sí proviene de este fabricante de su confianza, pero no siempre es así.

   3. Precio

No hay duda de que el precio y con él, el ahorro, es la principal ventaja del producto de marca blanca. Sin embargo, es importante no dejarse llevar siempre por esta obviedad, aunque no es lo más habitual se han detectado productos en los supermercados en los que la variedad de marca es más barata que el que comercializa la cadena de distribución, bajo una  marca genérica.

Lo más común es que el precio de un mismo producto sea más bajo si se comercializa bajo marca blanca del distribuidor, que si se vende bajo la marca originaria del fabricante. En cualquier caso, los productos de marca blanca suelen ser más baratos o solían serlo, por lo que si se trata de ahorrar, la elección está clara.

   4. Variedad

Para los consumidores a los que no les gusta la monotonía en la cesta de la compra y buscan, al menos, en algunos tipos de productos como los de limpieza o higiene, o los lácteos y postres, por ejemplo, la última novedad en el mercado; los productos de marca blanca no suelen cumplir con sus expectativas. Por lo general, las marcas blancas copian o imitan productos que ya triunfan en marcas establecidas y no cuentan con margen para la innovación o la novedad.

Si buscas variedad u originalidad, es una cualidad que no tienen los productos de marca blanca, por lo general, por lo que es un defecto que tienen o una desventaja frente a otro tipo de marcas que sí apuestan por la investigación e innovación constante de sus productos.

 

Más allá de esta realidad, las marcas blancas tienen pros y contras, dependiendo quién las elige y bajo qué expectativas. El debate sobre las marcas blancas lleva unos años de actualidad, debido a su auge y a su popularidad aunque en muchos casos, las razones a favor y las que se esgrimen en contra de este tipo de productos son bastante personales y dependen en gran parte de las necesidades, gustos y prioridades de cada consumidor.

Si incluyes marcas blancas en tu cesta de la compra y apuestas por el ahorro, no renuncies a ser previsor y ahorrador cuando contrates el Seguro de Hogar MAPFRE; te ayudará a tener bajo control todos los imprevistos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos