Ahorra dinero en comida congelando en cubiteras

Publicado por canalHOGAR, 01 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ahorra dinero en comida congelando en cubiteras

Has cometido un grave error si has tirado tus clásicas cubiteras de plástico y te has pasado a las bolsas. Puede que ahora tengas más sitio en tu congelador pero, ¿cómo vas a ahorrar dinero en comida congelando en cubiteras?

Si aún no has desechado tus moldes clásicos para hielo y los tienes ocupando sitio en tu cocina y en desuso, estás a tiempo para sacarles el máximo rendimiento y ahorrar dinero congelando en ellos mucho más que agua. No importa si son de plástico o de silicona, tampoco la forma, ya que todas las cubiteras tienen una segunda vida de uso y comodidad si te apuntas a la moda de congelar comida en ellas.

   1. Líquidos, más allá del agua

Las cubiteras están pensadas para congelar agua, error número 1. Estos recipientes de plástico u otros materiales afines son ideales para cualquier líquido, no te cierres posibilidades. Caldos, zumos, café o smoothies; todos estos alimentos líquidos pueden y deben congelarse en cubiteras para disfrutar de ellos en la cantidad precisa y cada vez que quieras. Es una forma sencilla y muy cómoda de contar con raciones pequeñas. En el caso del café, por ejemplo, es el recurso perfecto para tomar café con hielo no aguado. Los cubitos de café harán las delicias de los muy cafeteros. Se acabó el tirar los restos de café.

   2. Salsas, cremas y purés ligeros

Un paso más: las cubiteras no solo sirven para congelar líquidos. ¿Salsa de tomate casera? ¿Sobras de gazpacho? Si te ha quedado gazpacho, pero no llega ni para una ración, no lo tires, rellena tus cubiteras y la próxima vez que hagas gazpacho, podrás enfriarlo sin que pierda sabor ni consistencia con tus cubitos rojos especiales. Lo mismo puedes  hacer con cualquier otro tipo de crema ligera o puré. No solo son prácticas las cubiteras para restos, si quieres hacer aperitivos helados de este tipo de alimentos, una idea perfecta es congelarlos en cubiteras -incluso de formas- para luego servirlos en pequeños vasitos de cóctel. Ideal como aperitivo o entrante de un ágape veraniego que organices en casa.

   3. Helados y bombones

Si tienes niños o quizás ya en tu niñez utilizaste las cubiteras para hacer pequeños polos caseros de tus sabores favoritos, recupera esta idea para aprovechar restos de zumos, frutas y, sobre todo, para involucrar a los más pequeños en trabajos culinarios que luego se comerán con mucha más facilidad y alegría, aunque tengan su fruta menos preferida. Hay muchas posibilidades: picar y congelar macedonias de fruta, añadir leches vegetales, gelatina o zumos, preparar chocolate con frutos secos o gominolas para hacer bombones helados… Crea e improvisa y descubre el arte de hacer mini helados en casa, recuerda añadir un palillo antes de meter en el congelador para poder comer los helados con más facilidad.

   4. Hierbas aromáticas

De este catálogo de ideas para aprovechar tus cubiteras para congelar comidas y alimentos, ahorrando además dinero, probablemente esta sea de las menos conocidas, pero más práctica. Las hierbas aromáticas que normalmente usas para condimentar o aderezar tus recetas o también otro tipo de productos, pueden congelarse para luego, disfrutarlas en perfectas condiciones. Este es un truco perfecto, si tienes plantas aromáticas como romero o albahaca que quieres conservar todo el año. La forma más adecuada es poner las hierbas en el fondo de la cubitera -puedes hacer mezclas, según tus gustos- cubre más o menos dos tercios del hueco, luego rellena el resto con aceite de oliva y congela.

 

 

Estas son solo algunas ideas para aprovechar las tradicionales cubiteras para muchas más cosas que congelar agua y de paso, ahorrar un poco de dinero; pero seguro que con esta inspiración, tú mismo vas a descubrir muchos más usos interesantes para las tuyas. Ahora tu congelador será aún mucho más preciado y útil para ti, y su contenido todo un tesoro para tener recursos siempre. MAPFRE también sabe de la importancia de tu nevera y su contenido, y  te ofrece diferentes pólizas de Seguro de Hogar con coberturas específicas para que en caso de Pérdida de Alimentos Refrigerados, las consecuencias sean cero o mínimas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios