Qué es la certificación energética de los electrodomésticos y cómo nos ayuda a ahorrar

Publicado por canalHOGAR, 06 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué es la certificación energética de los electrodomésticos y cómo nos ayuda a ahorrar

Si vas a necesitar una nueva lavadora, es el momento preciso para que descubras -si aún no lo sabes- qué es la certificación energética de los electrodomésticos y cómo nos ayuda a ahorrar. Antes de salir de compras, infórmate.

Aunque la certificación energética de los electrodomésticos no es una novedad, es cierto que con la mayor concienciación social sobre el ahorro energético ha pasado a primer plano, pero aún hay ciudadanos que se preguntan qué es la certificación energética de los electrodomésticos y cómo nos ayuda a ahorrar.

La certificación energética de los electrodomésticos es una herramienta informativa al servicio de los consumidores. La otorga la Unión Europea, que es la encargada de certificar y dar una clasificación energética a todos los electrodomésticos que se ponen a la venta dentro del territorio europeo.

Esta normativa, que obliga a que todos los electrodomésticos luzcan una certificación energética al alcance y a la vista del consumidor, tiene como objetivo, según las autoridades responsables, brindar información objetiva y real sobre el consumo y la eficiencia de los electrodomésticos a los futuros compradores para ayudarles a elegir los aparatos más adecuados y que den respuesta a sus necesidades y demandas.

Aunque la primera normativa a este respecto data de 1995, la realidad y la mejora en la eficiencia de los electrodomésticos ha hecho necesarias varias revisiones y modificaciones. El desarrollo tecnológico ha renovado las certificaciones energéticas, que ahora tiene su máximo exponente en la clasificación A+++ que identifica a los aparatos domésticos más eficientes a nivel energético.

Como comprador de electrodomésticos encontraras estás etiquetas en todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos:

   • Aparatos domésticos de refrigeración como frigoríficos, congeladores o vinotecas; todos cuentan con certificación energética que te asesorará sobre el mayor o menor consumo de energía de cada uno de estos aparatos.

   • Lavadoras. En este caso, todas las lavadoras con capacidad asignada superior a 3 kg, deben tener una eficiencia de lavado clase A, como mínimo y, por supuesto, exhibir esta certificación en su etiqueta correspondiente.

   • Lavavajillas. Los electrodomésticos pensados para el lavado de la vajilla también cuentan con una certificación energética clase A.

   • Secadoras y lavadoras-secadoras, lámparas domésticas, horno eléctrico y los aparatos de aire acondicionado domésticos completan la lista de los aparatos más comunes que deben tener y mostrar su certificación energética.
En la etiqueta de todos estos electrodomésticos vas a encontrar la certificación energética a la que corresponde, la  clase energética que se ha otorgado al aparato en base a su consumo y que se organiza de acuerdo a un código de colores y letras que consta de 7 clases de eficiencia:

   1. El color verde y la letra A es para los equipos más eficientes, siendo la A+++, por el momento, la máxima calificación energética, la que exhiben los electrodomésticos más eficientes.

   2. El color rojo y la letra G se reserva para los aparatos menos eficientes, los que presentan un consumo energético muy elevado.

   3. Entre el rojo -lo menos eficiente- y el verde -lo más eficiente- , existen varias tonalidades de verde, amarillo y naranja en cuanto a colores que corresponden a las diferentes  letras: B, C, D, E y F que muestran el grado de eficiencia del equipo correspondiente.

 

La información de las etiquetas de los electrodomésticos se completa con otros datos, además de la concreta certificación energética, como son la marca, la denominación del aparato y otros datos de interés como las medidas o el peso. En algunos equipos se incluye de manera adicional otra información, en función de sus características y funcionalidades, como la capacidad de congelación para frigoríficos o el consumo de agua para lavadoras.

Contar con estas completas etiquetas informativas y saber qué es la certificación energética de los electrodomésticos y cómo nos ayuda a ahorrar, te va a facilitar mucho el trabajo de elegir el mejor o mejores electrodomésticos para tu hogar. Recuerda que aunque los aparatos con mayor certificación energética suelen ser sensiblemente más caros, a medio y largo plazo con el ahorro energético que te garantizan en el recibo de la luz, recuperarás la inversión e incluso ahorrarás.

Al elegir la póliza de Seguro de Hogar MAPFRE, también es importante que valores el ahorro y la tranquilidad a medio y largo plazo, cuando surgen las eventualidades en el hogar: robos, escapes de agua… se descubre lo cómodo y económico que es contar con todas las coberturas, asistencias y servicios MAPFRE.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos