Cómo aprovechar el agua de riego

Publicado por CanalHOGAR, 20 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo aprovechar el agua de riego

Llegan la primavera y el verano, y el jardín exige un riego constante y abundante, pero ni el planeta ni tu bolsillo se merecen tanto desperdicio, por lo que es más que interesante que te preocupes por saber cómo aprovechar el agua de riego.

Si sabes cómo aprovechar el agua de riego, conseguirás reducir el gasto sin tener que renunciar al jardín, logrando que la factura del agua sea algo más ajustada. No obstante, es importante que tengas en cuenta que, dependiendo del tipo de jardín que tengas, las posibilidades de ahorro y aprovechamiento del agua serán, o no, válidas para tu caso.

Cuando eliges tu tipo de jardín y las plantas que vas a colocar en él, es fundamental tener en cuenta el tema del riego. Hay jardines que exigen un riego abundante y constante que no te permitirán ahorrar por mucho que te empeñes, salvo que quieras perder muchas de las plantas. El caso del césped es de los más conocidos: exige mucho riego y en algunos climas, es totalmente desaconsejable.

Para aprovechar el agua del riego al máximo y que tus plantas disfruten de la que necesitan, hay algunas pautas que puedes aplicar, tanto antes de planear tu jardín como durante el periodo de mayor exigencia de riego, principalmente primavera y verano.

Elección de plantas

No es una sorpresa que hay plantas que necesitan más riego que otras, aunque muchas veces al elegir las plantas para el jardín se valora más el punto de vista estético y se olvidan las necesidades de las especies y las condiciones climatológicas que exigen. Si tu jardín está ubicado en una zona cálida y de pocas lluvias, es importante que elijas plantas adecuadas para ese clima, y, de esa manera, aprovecharás el agua que les ofrezcas; además, tendrás que regarlas mucho menos, por lo que el gasto de agua se reduce y, además, tu jardín lucirá mucho más bonito y frondoso que si intentas adaptar plantas concretas a climas adversos para ellas. Las especies autóctonas de tu zona siempre serán la mejor forma de aprovechar el agua del riego y con los mejores resultados.

 

 

Organización de acuerdo con las necesidades hídricas

Este es otro punto importante a tener en cuenta cuando se diseña un jardín. Es mejor que agrupes las plantas de acuerdo con el riego que necesites, de tal manera que puedas darles a cada una el riego adecuado, sin desperdiciar agua. Si mezclas plantas con necesidades muy dispares, el resultado siempre será un gasto extra de agua y grandes dificultades para mantener el jardín en buen estado y saludable.

Hora de riego

Hay muchas teorías sobre la hora perfecta para el riego. Es evidente que depende de la época del año y del tipo de clima del que disfrutes en la zona donde esté ubicado tu jardín, así como del tipo de plantas. Sin embargo, como norma general  y para evitar que el agua se evapore antes de que llegue a la raíz de las plantas, sobre todo en verano, es esencial programar el riego para las primeras horas de la mañana o por la noche, si quieres que el agua se aproveche al máximo.

Método de riego

Es fundamental elegir un sistema de riego eficaz y eficiente; quizás no sea tan importante el método o las posibilidades que ofrezca, como que sea un tipo de riego que puedas siempre adaptar a tus necesidades y emplear o programar de la forma más adecuada. Revisa siempre que el sistema de riego esté funcionando según tus preferencias y elecciones, y pon atención en revisar la tierra y las plantas, para poder detectar a tiempo cualquier fallo en el sistema o cualquier ajuste erróneo. Los sistemas más sofisticados de riego son cómodos y prácticos, pero si no cuentas con un presupuesto muy elevado no es necesario que los instales o que renuncies a este tipo de mejoras, ya que puedes montar tú personalmente un sistema de riego low cost casero.

Saber cómo aprovechar el agua de riego te permite disfrutar de un jardín mucho más bonito y lucido, evitando preocupaciones por la factura del agua o por la salud de tus plantas. Igual de útil resulta la póliza de Seguro de hogar MAPFRE, que te permite relajarte sin sufrir por accidentes ni eventualidades domésticas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos