¿Reunificación de deudas? En qué fijarse

Publicado por CanalHOGAR, 07 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 ¿Reunificación de deudas? En qué fijarse

En muchas ocasiones, agrupar los pagos puede ser una alternativa para salir de una situación económica difícil y evitar males mayores, pero a la hora de reunificar deudas ¿en qué debes fijarte para no cometer errores y perder con el cambio?

Cada caso de deuda es único y particular, pero si te preguntas qué significa la reunificación de deudas y en qué debes fijarte para valorar si, en tu caso, es una buena alternativa, hay algunos detalles que pueden ayudarte.

Gastos de tarjeta, pago de hipoteca, cuota de préstamos personales… Se trata de gastos mensuales comunes que se pagan de forma individual, normalmente; sin embargo, existe otra alternativa en el mercado financiero actual, la de convertir todos estos gastos mensuales en uno sólo. Es lo que se denomina reunificación de deuda.

Precio final

El resultado final para el cliente de aplicar una reunificación de deuda al conjunto de sus préstamos, es una cuota mensual que debe pagar, es el coste total de los préstamos reunidos. Sin duda, este es el primer dato en el que debes fijarte para valorar si esta es una buena opción para ti; en esencia, debes valorar si es un pago que puedes asumir con tu nivel de ingresos. El impago de una deuda reunificada es un problema económico muy complicado de solventar y suele suponer consecuencias fatales para el implicado.

Requisitos

Si el precio final es factible para ti, no puedes dejar de indagar y poner toda tu atención en cuáles son los requisitos que te exige la entidad financiera para aplicarte y ofrecerte esta reunificación de deuda. Como norma general, la condición que hay que cumplir es contar con una vivienda en propiedad con o sin hipoteca –garantía hipotecaria- en torno a la cual se va absorber todo el resto de la deuda; es un requisito, por tanto, indispensable para que la entidad gestora pueda reagrupar toda tu deuda. Luego existen otras características que aplica cada entidad gestora a sus clientes, para poderles ofrecer este tipo de servicio como tener un trabajo estable o una fuente de ingresos demostrable y constante.

Costes adicionales

Hay entidades financieras que asumen clientes con más riesgos y que estudian formas de reagrupación de deuda alternativas, cuando los clientes no cuentan con una vivienda o tienen otro tipo de deudas o problemas económicos. No obstante, este tipo de soluciones acarrean importantes y elevadísimos costes que el cliente asume, si acepta estas alternativas de reagrupación de deuda.

Gastos de la operación

Este tipo de servicio o producto financiero, como es lógico, implica una serie de gastos que el cliente debe asumir, al margen de la cuota final, ya que se trata de una operación financiera costosa. Existen cuotas de estudio, de cancelación, de tasación, de apertura… y por supuesto, todos estos trabajos deben registrarse oficialmente, lo que implica sumar gastos de notaría, registro y gestoría. Los honorarios del gestor o empresa gestora también deben sumarse en el presupuesto. Los expertos, en total, estiman que hay que contar con que estos gastos puedan suponer entre un 10 y un 12% del importe total del préstamo.

Comparar ofertas

Aunque no suelen publicitar este tipo de gestiones, hay muchos bancos que dan este tipo de servicios de reagrupación de deuda a sus clientes, por lo que en caso de que estés valorando esta opción, puedes dirigirte al banco con el que tengas un mayor grado de vinculación para negociar directamente con ellos. Entre otras alternativas, la más común es recurrir a intermediarios financieros. Si te decantas por esta opción, asegúrate de que los intermediarios –gestores- que consultes y valores estén inscritos en el Registro Estatal del Instituto Nacional del Consumo. No está de más que consultes varias ofertas y no te quedes sólo con una posibilidad, ya que, aunque no suele haber grandes variaciones, las comisiones, por ejemplo, pueden oscilar.

La reunificación de deudas implica asumir un mayor endeudamiento a mayor plazo siempre, lo que supone afrontar un elevado pago de intereses. No obstante, si tienes claro qué supone una reunificación de deudas y en qué fijarse para valorar su adecuación a tu caso, puede ser una alternativa viable. El Seguro de Hogar MAPFRE se presenta también en este caso como una herramienta crucial en las casas donde se asumen reunificaciones de deuda, ya que la vivienda es el bien que sostiene este tipo de producto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos