Trucos para ahorrar con los electrodomésticos

Publicado por CanalHOGAR, 05 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trucos para ahorrar con los electrodomésticos

No son de los elementos que más energía gastan, pero si te apuntas estos trucos para ahorrar con los electrodomésticos lograrás reducir un poco más tu factura mensual de la luz y eso siempre es una buena noticia y una alegría.

Dependiendo de las necesidades, pero también del uso que le des a tu lavadora o a tu lavavajillas estás haciendo un uso más o menos eficiente de ellos. Todo influye y con estos trucos para ahorrar con los electrodomésticos, vas a conseguir que ningún detalle de los importantes quede fuera de tu control.

Usar la lavadora, por ejemplo, es sin duda una necesidad y una comodidad en una vivienda,  a la que es importante no tener que renunciar. Además, en términos generales si usas la lavadora para hacer tu colada, en comparación con la alternativa manual, lo normal es que estés ahorrando tiempo, dinero y esfuerzo, pero si quieres ir un poco más allá y lograr el máximo beneficio, no puedes pasar por alto algunos tips de ahorro.

Siempre a carga completa

Hasta la lavadora más sencilla cuenta con programas específicos para cada ocasión. No sólo tienes que tener en cuenta el tipo de ropa que metes para elegir el programa. Si lo que quieres es ahorrar, sin perder eficacia en el lavabo, es esencial la cantidad de ropa que introduces dentro de la lavadora. Revisa las instrucciones y recomendaciones de tu electrodoméstico y síguelas para acertar en el tipo de lavado y cantidad de ropa que debes poner dentro de la lavadora. Hay programas de media carga y programas para prendas delicadas, que funcionan con menos cantidad de ropa, entre otras opciones.

Este consejo aplica igual para la lavadora que para el lavavajillas, si de lo que se trata es de ahorrar energía.

Ojo con las temperaturas

Otro detalle que muy a menudo se pasa por alto, y que tanto en el caso del lavavajillas como en el de la lavadora te puede hacer gastar más energía sin necesidad o sin sacarle todo el partido, es poner programas con temperaturas muy altas. Además, puede ser muy arriesgado para la conservación de tu ropa, es más costoso y casi nunca resulta más efectivo en lo que a limpieza se supone. Valora siempre poner temperaturas que no superen los 40 grados o frías en el caso de la lavadora, y para el lavavajillas siempre que sea efectivo y que no tengas cacharros demasiado sucios o secos, elige el programa de temperatura más baja.

Los tamaños de las prendas a lavar sí importan

Y los de los cacharros, platos… también. Lo mejor en el caso de la lavadora es combinar, no es tan efectivo poner una lavadora, por ejemplo, solo de toallas: el peso de este tipo de prendas es muy grande y la lavadora tiene que trabajar mucho, así que si acumulas varias toallas en un solo lavado, el resultado será más que negativo, gastarás más y la limpieza será peor. Los fabricantes suelen recomendar alternar las prendas de mayor tamaño y peso con prendas más ligeras, como la ropa interior. En el caso del lavavajillas, la colocación es clave para lograr  un lavado completo y profundo, por lo que revisa siempre los consejos del fabricante. Ahorras tiempo y dinero, seguro.

Contratos, tarifas y servicios especiales

Este es un punto que exige algo de tiempo y un estudio personal de tu caso, pero en muchas ocasiones, el ahorro que vas a lograr merece la pena. Tarifas nocturnas, diurnas… Debes descubrir qué tipo de tarifa tienes en tu casa y qué tipo de bonificaciones puedes lograr o tienes vigentes. Así, descubrirás si realmente en tu caso es más barato poner la lavadora, por ejemplo, en un horario determinado o en días concretos. En general, con la libertad de mercados, este punto varía sustancialmente en cada caso, por lo que es imprescindible consultar tu caso concreto.

Si pones en marcha estos trucos para ahorrar con los electrodomésticos, empezarás a notar diferencias en tus facturas de la luz. Como medida adicional al ahorro, compra siempre electrodomésticos con las mayores clasificaciones energéticas que sean posibles; aunque en el momento de la compra tengas que afrontar un precio algo mayor, los expertos recuerdan que en muy poco tiempo el gasto extra se amortiza y se ahorra en energía.

Ser previsor también resulta siempre ventajoso cuando el objetivo es el ahorro: el Seguro de Hogar MAPFRE te ayudará en tu objetivo de ahorrar, sin perder en protección ni seguridad. Así que conoce sus servicios, asistencias y coberturas, y elige las más adecuadas para tu hogar y de acuerdo, con tus prioridades y necesidades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos