Cómo planificar los gastos mensuales del hogar y evitar sorpresas

Publicado por CanalHOGAR, 01 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo planificar los gastos mensuales del hogar y evitar sorpresas

Ya sabes que el truco para ahorrar pasa por ser previsor, pero ¿cómo planificar los gastos mensuales del hogar y evitar sorpresas? Pues, aunque parece cosa de ciencia ficción, puede y debe hacerse, y no es tan complicado como parece.

La economía doméstica suele ser una gran olvidada, y, sin embargo, resulta esencial, y más en estos tiempos, saber cómo planificar los gastos mensuales del hogar y evitar sorpresas. La planificación ayuda a ahorrar y mejora incluso la calidad de vida de los que la practican, ya que ganan en tranquilidad y restan agobios.

Conocer los gastos

Lo primero que debes hacer si quieres planificar tus gastos es conocerlos, o lo que es lo mismo hacer inventario de ellos. Lo más sencillo es que, durante un mes, apuntes de forma concreta, precisa y completa todos los gastos que afrontas, y, al final, tendrás la lista detallada de cuáles son tus gastos mensuales. Si cuentas con meses muy dispares en cuanto a ingresos y gastos, los expertos recomiendan antes de planificar, analizar tu economía personal por al menos, tres meses para poder hacer una estimación realista y válida de tus gastos.

Organizar

Una vez que conoces cuáles son tus gastos mensuales, lo mejor para planificar y controlar el tema es organizarlos en partidas. Por ejemplo, transporte, alimentación, ocio… es importante en este punto que incluyas siempre una partida de gastos extras o para imprevistos, ya que te ayudará a afrontar cada mes con mayor tranquilidad y recursos contra posibles sorpresas.

Periodificar los gastos que no son mensuales

Ésta no es la única forma de planificar gastos, por supuesto; sin embargo, es una solución muy eficaz y práctica para evitar sorpresas y estar siempre preparados y con el presupuesto a punto, incluyendo incluso los gastos que no son mensuales, pero sí son fijos.  Se trata de hacer mensuales los gastos que no lo son. Por ejemplo, el pago de impuestos o de seguros,  o cualquier otro gasto fijo que puede ser anual, semestral o trimestral. Siempre que se trate de un gasto fijo puedes dividir el total anual entre los doce meses e incluir cada mes, una cuota de ese gasto. De esta forma también tienes controlados este tipo de gastos.

Ser firme con lo planificado

Es importante –fundamental- para que tu planificación mensual no haga aguas al primer mes que seas constante y resistente a las tentaciones de gasto, y te mantengas firme en las decisiones o previsiones que sobre gasto hayas estimado para cada partida. Si se trata de evitar sorpresas y ser organizado, no servirá de nada si a la primera oportunidad te olvidas de lo previsto. Esto incluye desviaciones en la cesta de la compra, tentaciones de ocio… Las planificaciones deben ajustarse a la realidad y ser flexibles, pero una vez hechas deben respetarse para que funcionen.

Flexibilidad y atención

El punto anterior es fundamental, pero necesita de este para poderse llevar a cabo con facilidad y sin caer, en desequilibrios. La planificación de los gastos debe ser firme, pero la realidad es que los devenires de la vida y muchos detalles son imprevisibles, por lo tanto, tampoco hay que encerrarse en un plan de gastos y cumplirlo contra viento y marea. Lo más probable es que perezcas en el intento, por lo contrario, lo ideal es revisar tu plan cada mes y verificar cómo está funcionando, analizar posibles mejoras y cambios, ser generoso y comprensivo contigo mismo para que tu objetivo de planificación pueda cumplirse, sin ser una tortura.

Saber cómo planificar los gastos mensuales del hogar y evitar sorpresas, te ayudará a sentirte mejor, a ahorrar y mejorar tu seguridad y confianza, evitándote malos ratos cada mes. Aunque puede ser un trabajo duro, merece la pena intentarlo y disfrutar de las ventajas de ser previsor. La cuota de tu Seguro de Hogar MAPFRE es un gasto que debes apuntar en tu plan; en poco tiempo, descubrirás cómo resulta lo más beneficioso para dar respuesta a esos imprevistos e incidentes que surgen en el hogar y que las coberturas de tu póliza te cubren, sin que tengas que hacer uso de tu presupuesto para imprevistos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos