Ahorrar aprovechando las ofertas de los bancos con la domiciliación de los recibos

Publicado por CanalHOGAR, 02 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ahorrar aprovechando las ofertas de los bancos con la domiciliación de los recibos

Con los tiempos que corren, encontrar seguridad y rentabilidad en los productos bancarios no es tan fácil como hace unos años; no obstante, una de las mejores alternativas actuales es ahorrar aprovechando las ofertas de los bancos con la domiciliación de los recibos.

Los regalos de los bancos se mantienen en un plano muy discreto como ventaja, puesto que convence ya bastante poco a clientes y usuarios. Ahora, la gran mayoría de entidades bancarias proponen ahorrar aprovechando las ofertas de los bancos con la domiciliación de los recibos.

Esta fórmula, que tiene como objetivo lograr nuevos usuarios y fidelizar a los existentes, se ha puesto de moda y parece que está siendo bastante popular. Hay que señalar, a priori, que aunque los beneficios son bastante limitados y depende mucho de las características y condiciones de cada cliente, no es menos cierto que es un producto bastante transparente, sencillo de comprender su funcionamiento y apto para todos los públicos.

Antes de decantarte, no obstante, por este tipo de producto es fundamental que conozcas y valores, en términos generales, qué suponen y qué características lo definen:

1. Para empezar es importante tener en cuenta que los porcentajes de beneficio o rentabilidad que ofrecen los bancos para esta modalidad son bastante limitados, no superando casi en ningún caso el 5 por ciento. Se mueven en torno a bonificaciones que oscilan entre el 1 y el 3 por ciento del total del recibo que se domicilie.

2. Los beneficios crecen en virtud del número de recibos que domicilies: cuantos más recibos, más beneficios recibes, ya que te devuelven un porcentaje de cada uno de ellos.

3. No todos los recibos valen y dentro de los que bonifican, no todos lo hacen al mismo porcentaje. Es indispensable que tengas muy claro este punto, y estudies cuáles son los recibos que entran en el tipo de cuenta que vas a contratar, valora cuáles de ellos, tienes en tu economía doméstica.

4. Aunque no existe una pauta general, lo habitual es que las entidades bancarias bonifiquen los recibos habituales de todo hogar en cuanto a suministros de energía. Los recibos relacionados con los hijos también entran en muchas de estas ofertas, por lo que son productos interesantes para núcleos familiares con hijos en edad escolar.

5. Como beneficio adicional, este tipo de cuentas ofrecen también una rentabilidad superior a las de las cuentas corrientes tradicionales, un TAE algo más interesante; no obstante, es necesario verificar este punto en cada caso y tener en cuenta la letra pequeña a este respecto, ya que en muchos casos se trata de una rentabilidad sujeta a tiempo u otro tipo de condiciones.

6. Casi la totalidad de las cuentas que ofrecen este tipo de bonificación por domiciliación de recibos, son cuentas nómina -aunque no se llamen así-; es decir, tienen como condición innegociable que se domicilie en la cuenta, al menos, una nómina. En muchos casos, la nómina, además, debe cumplir una serie de requisitos, y no siempre son, por ejemplo, válidas para los trabajadores autónomos.

7. Los descuentos en el repostaje también suelen estar incluidos en este tipo de ofertas. Valora que suele estar condicionado a una o dos empresas petrolíferas concretas, no a todas, por lo que tendrás que limitarte a ellas si quieres mejorar la rentabilidad de tu cuenta elegida y ahorrar algo más.

8. Consulta siempre y confirma otros detalles importantes, según tus circunstancias, como pueden ser el uso de tarjetas de crédito, las comisiones por tus servicios habituales como transferencias u otros detalles de tu interés.

Ahorrar aprovechando las ofertas de los bancos con la domiciliación de los recibos es posible y es una ventaja real. Si estudias tu caso, conoces tu economía doméstica y revisas estos 8 puntos que describen, en esencia, este tipo de productos bancarios, estarás más cerca de encontrar la cuenta ideal para tus propósitos y confirmar si es éste un producto rentable para ti y tus intereses.

La mayor rentabilidad y por tanto, el máximo ahorro, lo lograrás siempre que consigas el producto que más se adapte a tus necesidades, sin renunciar a utilidades que sean prioritarias y de uso cotidiano para ti. Igual ocurre al contratar tu Seguro de Hogar MAPFRE: debes encontrar la póliza que responda de la mejor y más completa forma a tus necesidades y las de tu vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos