10 mentiras sobre el ahorro energético

Publicado por CanalHOGAR, 01 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

10 mentiras sobre el ahorro energético

Ahorrar energía es beneficioso para tu economía personal y doméstica, y también para la salud del planeta; sin embargo, es importante saber cómo hacerlo y no caer en las 10 mentiras sobre el ahorro energético, así que asegúrate de que, de verdad, eres un consumidor eficiente.

Los rumores, los mitos y los consejos familiares no siempre son acertados, y aunque están cargados de buenas intenciones, pueden ser erróneos y lograr justo el efecto contrario al que se busca. Repasa estas 10 mentiras sobre el ahorro energético y confirma que estás en el buen camino del ahorro de energía.

   1. Mejor tener siempre la calefacción encendida que encender y apagar

Ésta es una idea muy extendida que, aunque parte de un consejo real, se ha desvirtuado. Las calderas, como norma general, gastan más energía al encenderse, mientras mantienen una temperatura constante con menos gasto. Sin embargo, lo adecuado no es dejar siempre la calefacción prendida, aunque sea a baja potencia. Lo más adecuado y eficiente es utilizar termostatos y programadores que te aseguren calor en casa, cuando vas a disfrutarlo y apaguen la calefacción cuando no hay nadie en la vivienda.

   2. Las vitrocerámicas gastan menos que las cocinas de gas

Totalmente falso: en términos generales una cocina eléctrica tipo vitrocerámica consume más energía que una cocina de gas. Sin embargo, otro tema es la comodidad, la seguridad y la rapidez que puede ofrecerte la vitrocerámica en comparación con una cocina de gas tradicional. Es necesario valorar y baremar gasto y funcionalidad para ser justos. El tiempo y la practicidad en la cocina es muy importante para el día a día, y lo es mucho más la seguridad.

   3. Las lámparas fluorescentes no deben encenderse de forma continua

En este caso, el detalle importante para este consejo es el tiempo que va a transcurrir desde que enciendes, apagas y necesitas volver a encender el fluorescente. En términos generales, los expertos en ahorro energético aseguran que si vas a volver a encender antes de que pasen 20 minutos, es mejor que lo dejes encendido, evitando desgaste de la bombilla por un encendido y apagado continuo. Sin embargo, si va a pasar más de media hora hasta que vuelvas a necesitar esa luz, mejor apágala y vuelve a prender cuando sea necesario.

   4. Los aparatos eléctricos solo gastan cuando están funcionando

Este error también es bastante común aún, pero lo cierto es que hay bastantes aparatos eléctricos que mientras que están conectados -enchufados-, aunque no estén funcionando, gastan un mínimo de energía; este mínimo consumo, si se prolonga en el tiempo y se suma el gasto de varios dispositivos, puede llegar a ser importante para la economía doméstica. Además, los aparatos enchufados siempre están expuestos a subidas de tensión u otros incidentes eléctricos que pueden dañarlos, así que lo más seguro es enchufar para el uso y desenchufar cuando no vayan a usarse.

   5. El stand-by está pensado para ahorrar energía

Esta es una afirmación que merece ser explicada y comentada en sus justos términos. Como norma general, ya se ha demostrado que los aparatos en reposo o stand-by sí gastan energía y se trata de un gasto que, a largo plazo y según las estimaciones realizadas, puede llegar a suponer entre un 4% y un 7% del gasto eléctrico anual de una vivienda. Por ese motivo, es importante estar atentos a los pilotos que alertan del stand-by, y, salvo para un uso muy continuado a lo largo del día, lo mejor es apagarlos, tanto cuando no se está en casa como por la noche y, por supuesto, en ausencias del hogar prolongadas, como vacaciones o fines de semana.

   6. El ordenador es mejor no apagarlo de forma constante

El tiempo vuelve a ser primordial en este consejo de ahorro, ya que dependiendo del intervalo de tiempo en el que el ordenador vaya a estar sin usarse merece la pena o no apagarlo. Como norma general, si vas a estar más de una hora sin usar el ordenador y lo que quieres es ahorrar energía eléctrica, lo más recomendable y eficiente es apagarlo por completo y volverlo a encender, cuando sea necesario. El gasto de tenerlo encendido es superior al de apagar y volver a conectar.

   7. Mejor fregar los cacharros de la cocina a mano

Falso. Si tienes lavavajillas, como norma general, es más eficiente utilizarlo, siempre que se haga de manera correcta ajustando el programa a la carga y suciedad y utilizándolo de acuerdo a los consejos de ahorro que suele indicar el fabricante. El gasto de agua, producto de fregado y tu tiempo es siempre superior si lavas a mano que si utilizas el lavavajillas.

   8. No llenar la lavadora y usar siempre el mismo programa de lavado

Éste es un error que aún se da con demasiada frecuencia. Las lavadoras actuales son inteligentes y cuentan con programas ajustados a las diferentes necesidades, además de que la eficiencia energética es una de las prioridades de los fabricantes de electrodomésticos. Sin embargo, si la lavadora -o cualquier otro electrodoméstico- no se usa de forma adecuada y conforme a las recomendaciones, estarás logrando el efecto contrario: derrocharás energía, gastarás más y además, no estarás cuidando tu ropa. La lavadora consume energía, pero menos que la que puedas consumir tú si lavas la misma cantidad de ropa a mano, siempre que hagas un uso eficiente de la lavadora.

   9. Poner los electrodomésticos que más gastan por la noche

Todo depende en este caso de la tarifa que tengas contratada; antes este consejo tenía mucho sentido, cuando se lanzaron al mercado las tarifas reducidas nocturnas; sin embargo, ahora con la liberalización del mercado y las nuevas formas de tarificación eléctrica, este consejo general carece de eficacia. Debes informarte de tu caso concreto, estudiar tu contrato con la compañía eléctrica y actuar en consonancia con el mismo.

   10. Permanecer fiel a tu tarifa y compañía eléctrica

Éste es un grave error: es importante informarse y asesorarse sobre las diferentes compañías y no quedarse solo con la letra grande de las ofertas. Siempre es interesante explorar el mercado y buscar el producto o contrato que más se adapte a tu consumo y necesidades, quedarse estancado en lo de siempre cuando tu gasto y tu tipo de consumo han variado es un error que, además, es muy probable que te esté pasando factura económica cada mes. Merece la pena echarle un vistazo al mercado, en busca de mejores alternativas.

Hasta aquí 10 mentiras sobre el ahorro energético, pero no te quedes solo con esto y revisa de forma constante, tanto tus hábitos de consumo como las novedades que ofrece el mercado. La eficiencia energética en tu vivienda debe ser siempre un valor a perseguir, al igual que la protección y la seguridad, garantizada y ajustada a tus prioridades con la póliza de Seguro de Hogar MAPFRE que prefieras para tu casa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos