7 Trucos para ahorrar en tu día a día

Publicado por CanalHOGAR, 01 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

7 Trucos para ahorrar en tu día a día

La organización y la intención son básicas a la hora de lograr economizar en tus gastos. Con estos 7 trucos para ahorrar en tu día a día, descubrirás que, aunque se trata de una misión que precisa trabajo y dedicación, no es imposible.

Si estás decidido a ahorrar, es importante que tengas claro que va a suponer un poco de esfuerzo, sobre todo, porque con estos 7 trucos para ahorrar en tu día a día es muy probable que necesites cambiar muchas de tus rutinas cotidianas y habituales; sin embargo, es el camino más sencillo para lograr tu meta.

Conocer la oferta

Aunque suena a trabajo de experto, no lo es tanto y lo que debes hacer es aplicarlo a tu economía doméstica y a tus compras cotidianas, desde la barra de pan hasta el café que te tomas en el descanso del trabajo, en todos los casos. Son gastos pequeños, pero diarios en los que un mínimo ahorro se nota, si lo cuentas a largo plazo. Es muy probable que cuando vas a hacer una compra importante (por ejemplo, una televisión o un mueble), lo hagas, y conozcas y compares las ofertas. Pues ahora se trata de que dentro de lo posible, lo hagas siempre y en todos los casos.

Compara gastos y pide presupuestos

Es importante para ahorrar en tu día a día que seas consciente de los gastos que tienes y de tus diferentes partidas. Por lo tanto, lo primero es hacer una ejercicio de conocimiento: durante un mes anota todos tus gastos y luego, dedícales un tiempo de análisis y reflexión. Compara tus gastos y detecta las partidas en las que puedes ahorrar, pidiendo otros presupuestos o buscando otras ofertas. Debes conocer primero tus gastos y luego, la oferta existente.

Busca productos ajustados a tus necesidades

Éste es un consejo de ahorro que cuesta bastante adoptar, pero que resulta tremendamente efectivo. Es importante que no te conformes con lo que el mercado te ofrece, la idea es que lo que compras -desde la comida hasta las entradas del teatro- sean productos y servicios que responden a tus necesidades de la manera más ajustada posible y no al contrario: tú no te debes amoldar a lo que hay. En muchos casos, se pagan precios superiores por cosas que luego no se aprovechan y no resultan ni prácticas ni útiles. Si te propones hacer este ejercicio, en muy pocos meses descubrirás que, además de ahorrar, estás mucho más satisfecho con tus compras.

Sal a comprar cuando tengas las ideas muy claras y tus prioridades definidas

Directamente relacionado con el tip anterior, este truco es fundamental para economizar en compras superfluas y no absolutamente necesarias, que te alejarán de tu objetivo prioritario de ahorrar. Por supuesto, éste es un consejo fundamental en el caso de compras importantes, pero también es un truco válido para el día a día. Por ejemplo, en el caso de la compra de alimentos, está comprobado que ir al supermercado con una lista completa y detallada, mejora en mucho la experiencia de compra, ahorrando siempre gastos, además de tiempo. En todos los casos, evita la compra por impulso o pasional: es, en la mayoría de los casos, un error.

Desconfía de las ofertas, pero no las desprecies

Es tan erróneo aceptar todas las ofertas que te llegan a lo largo del día, como el rechazarlas y desconfiar sistemáticamente. Aunque el mercado, sobre todo, en algunos sectores está saturado de ofertas y muchas veces el consumidor se agota y agobia con tantas posibilidades, es necesario saber ver y valorar las ofertas concretas que nos interesan y pueden ser útiles para ahorrar. Recuerda fijarte siempre en los detalles y condiciones, además de en la oferta o ahorro que suponen, para valorar de manera adecuada si para tu caso es, o no, una oferta adecuada.

Márcate un objetivo de ahorro factible y real, además de dirigirlo a un fin

Ahorrar no es sencillo nunca, pero es posible si fijas un objetivo -una cantidad de ahorro- y un fin para ese ahorro -un viaje, un nuevo móvil-: así, estarás mucho más cerca de conseguirlo. Los expertos aseguran que la motivación ayuda mucho en el ahorro en el día a día, y también ayuda a mantenerse firme en el propósito a lograr. Es importante, en todo caso, que se trate de un objetivo factible y relativamente fácil de lograr: es mejor ir de menos a más para no perder la ilusión por el camino.

No te desanimes, sé flexible y date tiempo

La paciencia y la constancia son necesarias para poner en marcha todos estos trucos de ahorro y lograr tu objetivo planeado. Es importante, por tanto, que, como último de los 7 trucos para ahorrar en tu día a día, te propongas ser flexible contigo mismo además de comprometido con tu fin. Evita posponer los tips de ahorro para ponerlos en marcha otro día, y decide y no retrases más tu plan: cuanto antes empieces, antes podrás disfrutar de los ahorros logrados. No obstante, si fracasas en tu primera tentativa, vuelve a intentarlo, ajustando tu plan de ahorro y quizás rebajando tus expectativas.

Hoy en día el ahorro es complicado, pero no imposible si aplicas estos 7 trucos para ahorrar en tu día a día y cuidas las necesidades básicas, siendo previsor. Al contratar tu póliza de Seguro de Hogar MAPFRE adaptado a tus expectativas y necesidades, estarás siempre ahorrando, tanto dinero como tiempo y disgustos cotidianos y futuros, ya que disfrutarás de servicios, asistencias y coberturas actuales y prácticas, siempre a tu servicio.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios