Trucos para ahorrar en los gastos imprescindibles

Publicado por canalHOGAR, 17 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trucos para ahorrar en los gastos imprescindibles

Cada mes nos vemos obligados a realizar ciertos desembolsos que son indispensables para mantener un nivel de vida básico. Si crees que te sobra demasiado mes al final del sueldo, toma nota de estos trucos para ahorrar en los gastos imprescindibles.

Las necesidades básicas de cualquier familia suponen una serie de gastos que no se pueden obviar y que constantemente intentamos minimizar. Dado que en la actualidad encontramos una amplia oferta de cualquier servicio o producto, podemos poner en práctica algunos trucos para ahorrar en los gastos imprescindibles del hogar y adaptar así, el presupuesto mensual al incremento constante de precios.  

- Electricidad. Reduce tu factura apagando las luces siempre que salgas de una habitación, desenchufando todos los conectores que no utilices, cerrando las persianas durante el día en verano para no utilizar tanto el aire acondicionado y subiéndolas en invierno para que la casa se caliente de una forma natural, encendiendo las luces artificiales sólo cuando sea necesario, sustituyendo las bombillas convencionales por otras de bajo consumo, adquiriendo electrodomésticos de nivel A que son más eficientes, instalando sistemas que controlen la intensidad de las lámparas, revisando las instalaciones, limpiando las bombillas y pantallas para que la suciedad no absorba la luz y derive en un mayor consumo de electricidad o no dejando los aparatos en modo stand-by.

Otros consejos menos conocidos que también te ayudarán a consumir menos energía consisten en poner la lavadora con agua fría, utilizar lo menos posible la secadora, no abrir la nevera simplemente porque estemos aburridos, descongelar los alimentos dentro del frigorífico, dejar que las comidas se enfríen antes de guardarlos en el refrigerador, utilizar sartenes y ollas que se ajusten en tamaño a los fuegos de la vitrocerámica, utilizar el microondas en lugar del honor siempre que sea posible…

- Calefacción. Mantener una temperatura confortable no tiene que estar reñido con el ahorro en calefacción. Para ello, procura graduar la temperatura a 20º y por la noche o si no estás en casa a 17º, instala un termostato para controlar el encendido y apagado de la calefacción, revisa la caldera para que no consuma más por estar estropeada o sucia, vístete con ropa adecuada a la época del año, cierra la puerta de aquellas estancias que no utilizas para que el calor se concentre en las de mayor uso, coloca alfombras y moquetas para aportar más calidez a la vivienda…

- Agua. ¿Cuántas veces hemos oído la frase de “cierra el grifo”? Sin duda ésta es una de las recomendaciones que mejor funciona para ahorrar agua, aunque también podemos instalar un sistema de doble descarga en la cisterna o un limitador de caudal en todos los grifos, arreglar las llaves que goteen o las tuberías que tengan fugas, poner la lavadora cuando realmente está llena, no enjuagar los platos antes de introducirlos en el lavavajillas o directamente lavarlos a mano...

- Comida. Ésta es una de las partidas del presupuesto más destacadas y por ello es muy importante comprar siempre de forma inteligente. Entre las soluciones más populares para ahorrar se encuentran la utilización de cupones y ofertas, comprar al por mayor, no acudir al supermercado con hambre o comparar precios entre diferentes establecimientos. Además de esto también es crucial aprovisionarse de alimentos básicos, fijar un presupuesto e intentar cumplirlo, comprar productos de temporada, huir de los alimentos que vienen ya envasados o cocinados, comprar siempre las cantidades justas para que no se desperdicie comida y cuando sea posible, utilizar Internet para evitar caer en las tentaciones de los lineales de los supermercados.

- Ropa. Si no cuentas con presupuesto suficiente para concederte grandes lujos en ropa, siempre puedes recurrir a reciclar o rediseñar la que ya tengas, aprovechar los periodos de rebajas, comprar prendas básicas que tardarán más en pasarse de moda, acudir a tiendas de segunda mano o probar el trueque de ropa.

- Internet y telefonía. En este aspecto es fundamental realizar una comparación entre las tarifas que ofrece cada operador. Así sabrás los servicios que ofrece cada uno y elegir los que más se ajusten a tus necesidades, comprobando siempre la rentabilidad de la contratación.

- Otros conceptos. Además de los 6 básicos que hemos detallado, para ahorrar también puedes recortar aquellos gastos más superfluos, como por ejemplo la cuota del gimnasio al que nunca vas, compartir coche para ir a trabajar o realizar un viaje, controlar los pagos que realizas con la tarjeta de crédito, comer fuera lo menos posible, optar por los planes de ocio más económicos, etc.

Con estos trucos para ahorrar en los gastos imprescindibles conseguirás dedicar una parte de tu sueldo a otras cosas que también son importantes, como el Seguro de Hogar MAPFRE que te permite disfrutar de tu vivienda con las coberturas más completas del mercado y a un precio asequible a todos los bolsillos. Infórmate sin ningún compromiso y contrata tu póliza.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos