Organizar la cesta de la compra para la cuesta de enero

Publicado por CanalHOGAR, 07 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Organizar la cesta de la compra para la cuesta de enero

Se acaban las fiestas navideñas y tienes un mes por delante para organizar la cesta de la compra para la cuesta de enero. Tendrás que planificar y no salirte del guion, si quieres sobrellevarla con salud y ahorro.

Olvídate de ir al mercado sin un plan concreto si quieres organizar la cesta de la compra para la cuesta de enero. Es imprescindible comprar solo lo necesario y evitar complementos y caprichos, que para eso ya han estado las navidades. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

Los meses de invierno son menos variados en algunos tipos de alimentos como frutas o verduras; sin embargo, hoy en día con los invernaderos y la facilidad comercial es sencillo encontrar mucha variedad en cualquier estación. De todos modos, si lo que pretendes es ahorrar y afrontar la temida cuesta de enero con un poco más de facilidad y tranquilidad, lo más recomendable es que apuestes por los productos cercanos, autóctonos y de temporada.

Planificar

Organiza tu compra con tanto tiempo de antelación como te sea posible y aprovecha una sola compra para comprar casi todas las cosas que vas a necesitar para el mes. Haz una estimación de productos básicos, como aceite o leche, y compra la cantidad que necesites para superar todo el mes. En cuanto a productos frescos como la carne o el pescado, también es conveniente organizar un menú mensual –incorporando los alimentos y recetas con los que combatir el frío- y comprar mayor cantidad de materia prima para luego congelar en casa y utilizar a lo largo de las siguientes semanas. Siempre comprando mayores cantidades se suele ahorrar y además, evitar ir al supermercado más veces con el consecuente ahorro de tiempo y de dinero.

Cantidad, menos variedad y mesura

Con estas tres premisas, organizarás la cesta de la compra para la cuesta de enero de la mejor de las maneras. Compra cantidades superiores con la idea de ir consumiendo durante el mes. La variedad está muy bien, pero puede resultar muy cara, sobre todo, si haces la compra para ti solo -si tienes una gran familia la organización cambia. Para no aburrirte, una idea perfecta es cocinar, por ejemplo, el mismo alimento base como el pollo, pero de muy diferentes maneras. Compra el pollo entero, despiézalo tú mismo, congela por partes y ve buscando recetas sencillas, pero diferentes para muslos, pechugas o alas, por ejemplo. Tampoco hace falta que seas previsor en enero: aplica una medida razonable en cuanto a la cantidad y compra sólo lo preciso.

Ofertas

Puedes dejarte guiar por las ofertas siempre que apliques las normas del punto anterior,  y siempre que leas y analices la letra pequeña y de verdad la oferta suponga una economía o ahorro. No es el tiempo de ser previsor ni de acumular por si acaso; enero no es el  mes más adecuado para ello. Compra sólo con vistas a tu plan y tu menú programado para el mes. Es importante, además, que tengas en cuenta que, a pesar de estar en oferta, hay productos como los platos precocinados que siempre resultan más caros que su alternativa sin cocinar, por lo que es interesante que en enero hagas un esfuerzo por cocinar tú mismo la mayor parte de tus comidas, ahorraras y ganaras también en salud.

Productos de temporada

Ésta es una norma que vale para todas las épocas del año: los productos de temporada siempre resultan más económicos, variados y de calidad, y son los que están en su mejor momento y más abundancia, por lo que la ley de la oferta y la demanda hace que los precios, en general, de estos productos sean más bajos. Déjate guiar, por tanto, por los productos de mercado del día. En la pescadería, además del marisco, enero es bueno en mejillones, palometa, trucha o salmón. En la carnicería, conejo, pavo y ternera, entre otros. Ente las verduras, berenjena, brócoli… en la frutería podrás encontrar a buen precio y de la mejor calidad, mandarinas, manzanas y naranjas, además de kiwi.

 

Organizar la cesta de la compra para la cuesta de enero no es tan complicado como parece: apuesta por planificar y por no saltarte tus previsiones ni tu trabajo de organización alimenticia. No te dejes llevar por los imprevistos que siempre resultan caros y poco prácticos. En el hogar, también y especialmente en un mes como enero, el Seguro de Hogar MAPFRE resulta ventajoso y el recurso perfecto para tener todo bajo control, minimizando consecuencias en el caso de indeseables sorpresas domésticas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos