Cómo reclamar en compras online

Publicado por canalHOGAR, 23 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Cómo reclamar en compras online

Cada vez más gente compra por Internet. Hay mucho donde elegir y suculentas ofertas. Lo que ocurre es que, al no hacerlo en una tienda física, puedes pensar que ciertos problemas son más difíciles de resolver, por ejemplo, las reclamaciones. Te enseñamos cómo reclamar en compras online.

Lo primero será estar seguro de que a quién le compras es del todo fiable. Para saber si la página web en la que vas a comprar cumple este requisito te tienes que fijar primero en la URL, es decir, en la dirección web que se muestra en tu navegador. En este caso para que todo sea seguro deberá comenzar por https://. Dependiendo del navegador verás el icono de un candado o una llave. Si ves que está iluminado o ese candado está cerrado significa que la página web es segura. Este distintivo de seguridad también puede venir indicado por las siglas SSL (Secure Socket Layer).

Para saber cómo reclamar en compras online primero debes identificar el problema. Por ejemplo, si te has dejado llevar por la publicidad y luego ves que lo prometido no se cumple tienes derecho a devolver el producto y, claro está, al retorno del dinero. En este caso el plazo es de 14 días desde el momento en que se recibe el artículo. En caso de que sea un servicio el plazo comenzará a correr desde que se firma el contrato. No hace falta que alegues motivo alguno.

Para iniciar la reclamación hay que comunicarse con el vendedor por algún medio que deje constancia. Un burofax puede servir, por ejemplo. La empresa que te vendió el producto está obligada a devolverte toda la suma que pagaste. Si te aplica algún descuento puedes reclamar pidiendo daños y perjuicios.

En general para hacer reclamaciones te debes dirigir en primer lugar, o primera instancia al departamento de reclamaciones de la empresa con la que has contratado el servicio o adquirido el bien. Esto se debe hacer en el plazo de un mes desde que se tenga conocimiento del hecho que motiva la reclamación. Si es por un error de facturación, el plazo corre desde que la recibes.

Se puede reclamar por varios medios, pero lo recomendable es que lo hagas por alguno que deje constancia (vía postal por ejemplo). La empresa deberá proporcionarte una referencia para que puedas comprobar cómo va el proceso. Incluso si la haces por vía telefónica tienes derecho a pedir un documento que acredite la presentación de esa reclamación.

Pero, ¿qué ocurre si la respuesta que da la empresa no te satisface? Existe un escenario peor ¿Qué pasa si no hay respuesta? Tranquilo, hay otras vías eficientes de reclamación.

Tienes la opción de las oficinas municipales de Información al Consumidor, lo que conocemos como OMIC. Estas instancias pueden efectuar un intento mediador entre el consumidor y la empresa. Así, mediante este arbitro, la empresa te puede proponer una solución.

Si no hay respuesta o esta no te satisface, la oficina puede impulsar la controversia para someterla al arbitraje de consumo. Si la OMIC observase que hay indicios de infracción por parte de la empresa proveedora del bien y/o servicio, puede informar a los servicios municipales de inspección de consumo para que hagan una comprobación. Si hay sospechas se puede iniciar incluso un proceso sancionador.

Como opción tienes las Juntas Arbitrales de Consumo. Puedes llegar aquí por tu propia iniciativa o por la de la OMIC. La ventaja es que el proceso es sencillo y rápido. Además todo es gratuito. Es mejor si la empresa está adherida al sistema, pero no es necesario. En todo caso debes saber que el proceso es voluntario para las partes. Dado este carácter, lo malo es que seguramente la empresa no se someta al proceso. Aun así no está de más intentarlo. Más allá de estas tienes las vías judiciales en las que te deberás armar de paciencia pero que son efectivas.

Estas son algunas de las opciones que tienes para reclamar en compras online. Ya sabes cómo. Una vez haya quedado todo resuelto y tengas tus bienes en tu casa, debes saber que con los seguros de hogar de MAPFRE tienes coberturas para protegerlo. Sólo tienes que informarte para contratarlas y ajustarlas a tu medida. Porque desde que lo compras hasta que lo usas debes gozar de la protección para disfrutar de todo bien o servicio que adquieras.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos