Tipos de calefacción y sus usos dependiendo de las necesidades

Publicado por CanalHOGAR, 10 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de calefacción y sus usos dependiendo de las necesidades

No hay duda, quieres una calefacción que caliente mucho y gaste poco. Pero la realidad es que necesitas conocer los diferentes tipos de calefacción y sus usos dependiendo de tus necesidades, para poder elegir la más eficiente en tu caso.

No es lo mismo calentar una casa individual que un piso, pero también importan otros factores como la zona en la que vives, la altura del piso y, por supuesto, el tamaño de la vivienda. Los diferentes tipos de calefacción y sus usos dependiendo de las necesidades reúnen diferentes condiciones para adaptarse a cada situación.

Las variedades y combinaciones entre tipo de combustible, tipo de caldera, instalación requerida y formas o tipos de radiadores dan lugar a un sinfín de posibilidades que debes conocer si quieres dar con el sistema de climatización de calor perfecto para ti.

- Calefacción eléctrica. Es una forma de calentar el hogar tradicional y muy habitual. No es la opción más económica en cuanto al coste de la energía eléctrica, pero tanto como su instalación como los radiadores pueden resultar más sencillos y baratos que otras alternativas. Es recomendable para pisos de viviendas no muy grandes.

- Calefacción de gasoil. Un recurso que se ha utilizado durante muchos años en las grandes viviendas tipo chalets o viviendas unifamiliares. No es una energía especialmente barata, exige una instalación y una caldera cuyos costes debes valorar.

- Calefacción de gas natural. La forma de calefacción más habitual de los edificios de viviendas con pisos de tamaño medio. La caldera y la instalación es costosa, pero el mantenimiento y el precio del gas natural suelen compensar a corto plazo la inversión inicial.

- Calefacción de biomasa. Gana esta forma de calefacción en los últimos años. El biocombustible, pellets, resulta mucho más barato que otras energías. Aporta un calor directo y muy confortable y la instalación puede hacerse de la forma más sencilla, aunque depende del tipo de vivienda que necesites calentar.

- Calefacción solar. Es la opción más comprometida con el medio ambiente, porque se trata de un tipo de calefacción limpia. Su gran desventaja es el precio actual de los paneles solares y su instalación, al margen de que no es útil para todas las zonas geográficas.

- Calefacción geotérmica. También se trata de una energía limpia y económica, pero la instalación es bastante compleja, ya que requiere una obra integral. Actualmente se recomienda para casas grandes o incluso hoteles o grandes establecimientos.

Conocer los tipos de calefacción y sus usos dependiendo de tus necesidades precisa de un estudio pormenorizado y de la consulta detallada con profesionales del sector que te ayudarán a tomar la mejor decisión. Recuerda que depende mucho de las circunstancias personales de cada usuario, su tipo de vivienda e incluso el tipo de familia. Al elegir tu calefacción, igual que al elegir tu Seguro de Hogar MAPFRE, es importante valorar el uso y las circunstancias personales para acertar en la elección.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos