Preparar la chimenea para el invierno

Publicado por CanalHOGAR, 03 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

preparar la chimenea para el invierno

Para un uso seguro y eficiente es fundamental preparar la chimenea para el invierno; aunque no es una tarea complicada, sí precisa ser exhaustivo y seguir algunos consejos básicos para hacerlo de la forma más cómoda, pero también de la más efectiva.

Si tienes una chimenea, al comprarla es más que probable que te hayan dado las mejores indicaciones de limpieza y mantenimiento según el tipo y clase de chimenea que hayas instalado en tu hogar. En líneas generales, y especialmente cuando va a empezar la temporada de frio, la de máximo uso, es fundamental preparar la chimenea para el invierno, si quieres disfrutarla al máximo y en las mejores condiciones.

• Deshollinar. Es prioritario que antes de empezar a utilizar la chimenea en invierno esta se encuentre totalmente limpia de restos de usos anteriores, el hollín y otras suciedades puede obstruir la chimenea haciendo que está funcione mal e incluso provocando algún incidente más o menos grave, según el caso.

En el mercado encontrarás una gran de cantidad de recursos para deshollinar tu chimenea, desde los tradicionales cepillos hasta las más modernas ideas, como elementos químicos que facilitan esta tarea  y colaboran de la forma más fácil en el mejor mantenimiento.

• Limpieza exterior. En caso de que el modelo de tu chimenea incluya puerta con cristal, por ejemplo, es importante que antes de empezar la temporada de invierno la limpies por el lado interno y externo; así como todos los instrumentos que utilizas con ella, es importante que elimines polvo y partículas de suciedad, y seques en profundidad, después de la limpieza.

• Revisión de los elementos de seguridad. Si tu chimenea es abierta, es importante que valores si necesitas o no una barrera de seguridad este año, ya que puede ser que, por ejemplo, la familia haya crecido o simplemente que la nueva distribución del salón haga necesaria esta elemento de seguridad u otros similares -como protectores del suelo o de las paredes- para evitar que las chispas dañen tu nuevo suelo. En caso de que lo tengas de la temporada pasada, es mejor comprobar -antes de usarlo- que está en perfecto estado.

Preparar la chimenea para el invierno no es un trabajo muy duro ni costoso y sin embargo, te garantiza el mejor uso de tu chimenea y un disfrute seguro de este elemento que aporta calor y confort a tu hogar. El Seguro de Hogar MAPFRE completa tu tranquilidad y seguridad para que, más que nunca en invierno, disfrutes de tu vivienda sin preocupación ni temor por los accidentes o imprevistos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos