Cómo recortar gastos en la comunidad de propietarios

Publicado por CanalHOGAR, 30 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

como recortar gastos en la comunidad de propietarios

La cuota de la comunidad es uno de esos gastos que siempre se intenta ajustar, para ello es imprescindible saber cómo recortar gastos en la comunidad de propietarios para intentar ajustar el recibo a las necesidades exactas que tiene el  vecindario.

• Contratar personal o empresas que ofrezcan un servicio integral cubriendo todas las necesidades de la comunidad. Es decir, si tu vecindario necesita un limpiador, un mantenimiento y/o un portero, lo más económico para recortar gastos en la comunidad de propietarios, debería ser contratar con una sola empresa todo el personal, además de ser más cómodo y evitar trámites y gastos de tiempo y dinero.

• Sistemas de domótica para el control de todos los sistemas que sea posible. Especialmente importante para ahorrar electricidad, gasto de bombillas etc. Los sensores de movimiento que activan y desactivan también de acuerdo con la luminosidad existente las luces de escaleras, iluminación del garaje y descansillos son prácticamente imprescindibles, si se pretende ahorrar.

• Contratar un administrador, pero de acuerdo a la oferta y la demanda, lo mejor es pedir varios presupuesto y elegir el más barato, pero que cubra las necesidades reales de la comunidad. Importante fijarse en los extras que cobran estos profesionales y lo que se incluye en la tarifa plana que ahora suelen ofertar: número de gestiones, reuniones o trámites, por ejemplo.

• Contadores individuales para todos los suministros. Incluso en las comunidades de menos vecinos, ya está comprobado que si cada uno paga sus gastos de agua y electricidad, por ejemplo, y solo se queda para pagar en común lo correspondiente a las zonas comunes, las facturas gastan considerablemente y en general, cada vecino se muestra más cuidadoso con el ahorro de esta forma.

• Atención a los gastos por administraciones o comisiones de mantenimiento y servicio de los bancos por la cuenta o cuentas a nombre de la comunidad de propietarios. Merece la pena informarse y buscar alternativas y por supuesto, unificar en caso de existir diferentes cuentas para que el gasto sea el mínimo.

• Subvenciones y ayudas oficiales: municipales y comunitarias, sobre todo, es importante estar al tanto de las ayudas que muchos ayuntamientos otorgan a las comunidades para afrontar reformas, obras de accesibilidad, mejora de un edificio antiguo o mantenimiento de una fachada histórica. Antes de afrontar cualquier tipo de reforma es interesante informarse, por si tu comunidad puede ahorrarse buena parte del gasto con alguna ayuda o subvención.

• Minimizar al máximo el número de vecinos morosos y cuotas impagadas, muchas comunidades sufren problemas de liquidez porque hay una gran parte de vecinos que no cumplen con sus obligaciones económicas, esto supone gastos extras para el resto de vecinos y la propia comunidad. Es importante evitar o atajar lo antes posible estas situaciones de morosidad.

• Un Seguro. La inversión en un Seguro para la Comunidad de Propietarios es imprescindible a corto y medio plazo, es un gasto que rápidamente se amortiza y disfruta, ya que los daños en los edificios, los accidentes, las averías y los hurtos son demasiado comunes en todas las comunidades de vecinos como para afrontarlos sin un Seguro específico. En cualquier caso, es necesario informarse y confirmar que la respuesta del Seguro contratado sea completa, profesional, rápida y con calidad; de lo contrario, el gasto en el seguro será totalmente absurdo.

En esta partida, por lo tanto, es importante, además de la cuota valorar la calidad y que las coberturas incluidas sean las que realmente se van a necesitar y usar en su momento.

La clave de cómo recortar gastos en la comunidad de propietarios reside en informarse, hacer inventario de gastos y fijarse en los detalles, unificando siempre servicios e intentando un gasto lo más comedido y eficiente posible, además de cuidando las zonas comunes entre todos los vecinos para que el gasto de limpieza y mantenimiento sea siempre el mínimo.

A título personal, es importante que ante cualquier problema o conflicto con la comunidad de vecinos consultes con tu servicio y asesoramiento de Defensa Jurídica del Seguro de Hogar MAPFRE para lograr la mejor asistencia.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos