Conservar el calor en casa en invierno

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

No dejes que se escape el calor en invierno

En invierno en ocasiones ponemos la calefacción al máximo y, una vez que la quitamos, la temperatura baja tan rápido que nos toca poner la calefacción de nuevo, lo que conlleva un gran gasto de energía .

LO QUE DEBES SABER...
  • Cortinas: si están elaboradas con telas gruesas, nos servirán como aislante para el frío.
  • Ventanas: podemos evitar que entre el frío por las ventanas mediante el doble acristalamiento. Ahorraremos hasta un 70 % de energía.
  • Rejillas: las rejillas de los baños son zonas muy habituales por las que se pierde calor, lo ideal es sustituirlas por rejillas que se puedan abrir y cerrar cuando decidamos.

Por norma general, esto se debe a que no sabemos o no conocemos la mejor forma de conservar el calor en casa en invierno.

 

Conocer por dónde se escapa el calor

Desgraciadamente para nuestro ahorro, en invierno es imprescindible poner la calefacción para tener la casa caliente. Aunque haya días de sol maravillosos, el calor de los rayos no es suficiente para calentar nuestro hogar.

Debemos tener claro que es normal que el calor se escape de nuestra casa, pero hay que saber por dónde para poder remediarlo.

Las puertas y ventanas suelen ser las zonas por las que se escapa más rápido el calor. Para ello, es necesario cubrir bien los posibles huecos y colocar elementos que no dejen pasar el aire.

Doble acristalamiento en las ventanas

El doble acristalamiento de las ventanas también es muy importante a la hora de conservar el calor en el interior de la casa. Lo que conseguimos es una cámara de aire seco que ralentiza la salida de calor. Son cristales más caros de lo normal, pero nos pueden ayudar a ahorrar hasta un 70 % de energía.

Las rejillas de los baños también son el escape perfecto para el calor. Es obvio que no deberíamos dejarlas cerradas, pero una buena forma de evitar perder calor es colocar unas rejillas que podamos abrir y cerrar cuando mejor nos parezca.

Las cortinas y las persianas también son elementos importantes. Si las cortinas no son especialmente gruesas, dejarán pasar mejor el sol y, por tanto, el calor que este irradia. Pero esto es un error, lo ideal es que durante el otoño y el invierno usemos cortinas con telas algo más gruesas. Si queremos que pase el sol, solo tendremos que subir las persianas y abrir las cortinas para que la casa se caliente, pero por las noches servirán como aislante del frío.

Estos pequeños consejos nos ayudarán a conservar el calor en el interior de nuestro hogar.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 13/01/2015 a las 11:56

Es importante buscar remedios en invierno para así conservar el calor y no gastar tanto dinero en calefacción.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos