Cómo ahorrar iluminando bien la casa

Publicado por Patricia Arroyo, 06 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo iluminar nuestro hogar ahorrando energía

Si queréis que vuestro hogar tenga una buena iluminación sin que ello suponga un gasto excesivo en la factura de la luz, hoy os proponemos algunos consejos para lograrlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Bombillas: las más recomendables son las de led, pues, aunque son más caras, gastan menos y duran mucho más
  • Iluminación: para ahorrar energía podemos utilizar sensores de movimiento y atenuadores de luz. 
  • Consejo: debemos tener en cuenta cuál va a ser el uso de la luz en cada estancia para elegir las lámparas adecuadas.

A la hora de iluminar un hogar hay que tener en cuenta estos factores: el tipo de habitación, la comodidad que nos ofrece la luz y su utilidad.

 

Elementos para iluminar sin gastar demasiado

En primer lugar, debemos elegir las bombillas adecuadas para iluminar. Las más recomendables son las de led, ya que son las que mayor ahorro energético proporcionan, alrededor de un 80%, y tienen una vida útil de 20.000 horas aproximadamente. Además, son muy resistentes y encienden muy rápido.

Si queremos ahorrar energía, también será recomendable utilizar atenuadores de luz. Estos nos permiten controlar la intensidad de luz que queremos tener en la habitación en cada momento. Otra alternativa es instalar sensores de movimiento, los cuales detectan nuestra presencia y encienden la luz solo cuando es necesario.

Hay que tener muy claro cuáles son las zonas del hogar que necesitan mayor iluminación. Por ejemplo, la entrada y el pasillo tendrán que tener una iluminación general para que todo el espacio quede iluminado uniformemente.

Lo mismo ocurre con la zona del comedor del salón, la cual estará más iluminada que la zona donde veamos la televisión. De esta manera, una de las dos lámparas tendrá menos bombillas o menos potencia, así distinguiremos ambos ambientes.

 

Iluminación correcta para el ahorro de luz

Otra forma de ahorrar luz pero teniendo una buena iluminación, es saber el uso que le vamos a dar en cada ocasión. Es decir, si estamos en nuestro dormitorio o en el salón leyendo, necesitaremos una luz más tenue. Por ejemplo, podemos utilizar una lámpara de pie que regule la intensidad de la luz.

Si somos estudiantes, lo ideal será tener una lámpara de estudio. Cuando llega la noche, ahorraremos más si encendemos nuestra lámpara de mesa que si utilizamos la luz general de la habitación. Y no solo ahorraremos luz sino que también nos concentraremos mejor.

En definitiva, si queremos disponer de una buena iluminación pero al mismo tiempo evitar una factura de la luz elevada, debemos ser conscientes de estas situaciones:

- Para mesas de estudio lo ideal será una luz puntual, por ello utilizaremos lámparas pequeñas.

- En un salón necesitaremos una iluminación general. Aun así, la zona de comedor estará más iluminada que la zona de sofá y televisión.

- Por último, para dormitorios utilizaremos una luz general y otra más tenue, la cual tendremos en la mesilla.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 06/06/2014 a las 13:49

Muy buenos consejos y muy importantes, ya que el ahorro de energía es una tema que deberíamos tomarnos más enserio.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos