Las ventajas de las placas de inducción

Publicado por Lucía Sánchez, 10 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Placas de inducción en la cocina

Hoy queremos hablaros sobre una decisión que todos nos planteamos a la hora de amueblar nuestra cocina: ¿vitrocerámica o inducción? En los últimos años, están ganando importancia las placas de inducción, por eso vamos a tratar de explicaros por qué pueden ser una mejor elección frente a las vitrocerámicas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Rapidez: la cocción de los alimentos es más veloz con las encimeras de inducción.
  • Menos temperatura: el sistema de inducción se calienta menos que la vitrocerámica.
  • Consumo: otra de las ventajas es el consumo de energía, pues es menor en las encimeras de inducción.

El uso de placas de inducción suele tener más ventajas que el de vitrocerámicas, así que vamos a hacer un breve resumen.

 

Inducción frente vitrocerámica

Primero vamos a centrarnos en la velocidad de cocción. En este sentido, las placas de inducción son más favorables, pues los alimentos se cocinan más rápido que en las vitrocerámicas.

Una placa de inducción funciona gracias a ondas magnéticas, por lo que la forma de generar calor es automática y, por lo tanto, mucho más rápida.

En cuanto a si existe diferencia en el consumo energético, la respuesta es sí. El consumo de la vitrocerámica es mayor al consumo de la encimera de inducción. Y es que todo lo que sea ahorrar energía nos viene muy bien para nuestro bolsillo.

Además, las placas de inducción son más ecológicas y nunca está de más ser un poco más respetuosos con el medio ambiente.

 

Sistemas de seguridad

Para los que tienen niños en casa, la batalla está ganada por las encimeras de inducción. Al ser de cristal, no se calentarán por encima de los 80 grados centígrados. Además, llevan incorporado un sistema de seguridad muy específico. En caso de caída de un objeto metálico sobre ellas, si no es detectado por los sensores, no se conectará la bobina. De este modo, no se pondrán en marcha solas.

Otra de las características que dejan cao a las vitrocerámicas es el hecho de que las placas de inducción sean de cristal, pues esto hace que no se calienten tanto y que, en el caso de que se derramen líquidos, no se quemen y queden pegados. Con ello, la limpieza posterior nos resultará mucho más sencilla, así como su mantenimiento durante años.



Comentarios (1)

irenita52 comento el 10/01/2014 a las 13:50

En casa pusimos una placa de inducción hace poco y se notan sus ventajas. Yo las recomiendo!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos