Ideas para reciclar la vajilla

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo reutilizar una vajilla

Cuando una vajilla se nos queda vieja porque nos faltan piezas o hay algunas rotas, no es necesario tirarla. Podemos reutilizarla para fabricar objetos nuevos como los que os enseñamos hoy.

LO QUE DEBES SABER...
  • Mosaico: con las piezas sueltas de la vajilla se pueden recubrir otros objetos para darles un aire renovado.
  • Piezas: si necesitamos que sean más pequeñas, podemos romperlas con un martillo envolviéndolas en un trapo.
  • Pie de lámpara: uniendo tazas y platos se puede conseguir un original pie de lámpara.

 

Reciclar los trozos sueltos de la vajilla, cuando apenas tenemos restos de una pieza o dos, no será tarea fácil. Lo ideal es acumular también trozos de otros materiales cerámicos para tener la cantidad suficiente para poder hacer algo con todos ellos.

 

Preciosos mosaicos

Podemos utilizar la técnica del mosaico, pero para ello debemos asegurarnos de que las piezas tengan un tamaño adecuado para trabajar. Si tenemos muchas piezas grandes, lo mejor será envolverlas en una toalla o trapo viejo y romperlas con un martillo.

Planificaremos el dibujo o diseño que queramos llevar a cabo para saber cómo colocaremos cada pieza. Utilizaremos adhesivo cementicio, sobre todo si es un trabajo que requiera resistencia y que aguante bien la humedad, y colas de polivinilo o supercolas si pretendemos hacer un trabajo más delicado. 

Después de dar el adhesivo con una espátula, dejaremos secar según las instrucciones del fabricante y después podremos aplicar una lechada cuyos restos retiraremos con un trapo húmedo.

Con la técnica del mosaico será posible hacer desde suelos o paredes hasta recubrir un banco de hormigón o un precioso lavabo personalizado, por ejemplo. Se pueden hacer hermosos trabajos con algo de paciencia y minuciosidad.

Hacer una lámpara

Otra forma original de reciclar una vajilla puede ser hacer un pie para una lámpara.   

En este caso utilizaremos tazas, platillos, incluso teteras y piezas sueltas que no podamos combinar. Necesitaremos también una varilla de rosca para unirlas y pasar el cable por dentro, un taladro y la broca especial para cerámica, tuercas, arandelas, un casquillo y cable.                           

Con el taladro iremos haciendo los agujeros en el centro de las distintas piezas colocándolas de forma que queden bien acopladas, e incluso no estaría de más darles un poco de pegamento para que no se muevan. Iremos insertando todo en la varilla y dejaremos como base un plato bocabajo que proporcione asentamiento a la lámpara. Por último, introduciremos el cable, pondremos el casquillo, la bombilla y la pantalla, y ya tenemos terminada nuestra divertida lámpara.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos